Por Karla Calapaqui*

Apaleadas y estranguladas. Quemadas y/o mutiladas. En una bolsa de basura, lanzadas a un rio o a un botadero.  En nuestra casa o de un familiar, en la calle o en la escuela. En el día o la noche. Múltiples son las posibilidades que tenemos para ser asesinadas, violadas o acosadas.  Es la misoginia y el machismo que respira esta sociedad. Seguimos siendo consideradas propiedad privada, objetos usables y desechables.

100 mujeres asesinadas víctimas de violencia machista en Ecuador, según las organizaciones de mujeres y feministas. Lo cierto es que cada 3 días una mujer es asesinada.

En una semana de septiembre de este año se recibieron 159 denuncias de abuso sexual y 140 de violación, según datos de la Fiscalía.[i] Alrededor de 40 violaciones y abusos sexuales por día. Eso con las denuncias registradas.

En el año de 2017, hubo 2.247 nacidos vivos de madres de 10 a 14 años[ii]. Y cerca de 54 mil nacidos vivos de las adolescentes de 15 a 19 años. Es decir, cada día 150 niñas y adolescentes, de 10 a 19 años, son madres.

Ni hablar de las muertes de mujeres en abortos clandestinos. De la criminalización de mujeres y niñas por abortar. De las cerca de 3 mil niñas violadas y forzadas a ser madres. Y de miles que viven situaciones de violencia en silencio, miles que conviven con su abusador. Y la mayoría de las víctimas son las niñas y mujeres pobres. Ecuador femicida porque nuestras muertes no movilizan al Estado, porque la sociedad se indígena por una pared pintada y no por una niña violada.

La violencia contra la mujer no solo es de carácter sexual, es psicológica, es física, laboral, patrimonial, es institucional, económica, política, digital. Hemos sido las mujeres las que hemos desnudado todo la esencia patriarcal y machista de la sociedad;

Históricamente sobre explotadas, a más de la precariedad que somos objeto, los abusos y la falta de oportunidades, somos también las más afectadas por la pandemia del covid19. En esta situación de emergencia sanitaria, no ha habido una estrategia y políticas pensadas bajo un enfoque de género. Mayor desempleo, menos ingresos, más cargas, más expuestas y vulnerables.

Tenemos una justicia que se ríe en nuestras caras, que nos revictimiza. Un Estado femicida que no garantiza la vida de niñas y mujeres, ni en las escuelas. Un Estado misógino que no destina los recursos para combatir esta otra pandemia: la violencia contra las mujeres.

Por otro lado, algunos medios de comunicación y periodistas continúan romantizando y naturalizando la violencia contra las mujeres. ¿En las redes escribieron “Era un país tan pobre que gritaba más fuerte 6 goles que 100 femicidios”, (a propósito del partido Ecuador y Colombia) y, un periodista respondió: “Los cien fueron de una sola?”. No señor, fue uno cada tres días y en cinco días de feriado, fue uno cada día. Las muertes de mujeres son burla para la crónica roja.

25N: si tocan a una respondemos todas

No hay retorno. Las mujeres seguimos cuestionando, movilizándonos a lo largo de Latinoamérica y el Caribe, hemos demostrado que no son tan poderosos, que el patriarcado no es eterno y se va a caer y con él, sus formas de violencia machista.

Este 25 de noviembre, día internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres, volvemos a las calles. En Ecuador y seguramente en Latinoamérica y el Caribe. Desde México hasta la Patagonia, sororidad plena y sin fronteras.

Pero antes sería bueno recordar a aquellas que ya no están. Memoria por nuestras hermanas asesinadas y desparecidas, parte de esa memoria es el asesinato de tres hermanas que marcaron este día de lucha por los derechos de las mujeres. Cuando las hermanas Mirabal se volvieron mariposas:

25N: “Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”

Estas fueron las palabras que repetía Minerva Miraval frente a las amenazas del dictador Trujillo de la Republica Dominicana, allá por los años 60. Pero las hermanas Mirabal soportaron más que amenazas, fueron perseguidas, encarceladas, torturadas y violadas por el delito de luchar y organizarse contra la dictadura y por la defensa de los derechos humanos.

El 25 de noviembre recordamos el asesinato de las hermanas Mirabal, Minerva, Patria y Mario Teresa, asesinadas brutalmente en 1960. Las apalearon y destrozaron sus cuerpos.  La fecha de su muerte marcó Latinoamérica y el Caribe. En 1981 en la ciudad de Bogotá, en un encuentro feminista de la región, se consagró el 25 de noviembre como el día de lucha contra Violencia hacia las Mujeres. En este encuentro se denunciaron las diferentes violencias que sufrimos las mujeres.

Posteriormente la ONU declaro esta fecha como día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.

Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte” y ahora somos millones que alzamos los brazos por las que ya no están, por las que perdieron a una hija, una amiga, una madre… Seguimos exigiendo justicia. Creando y cantando. Haciendo historia. Somos las mujeres las protagonistas también de las luchas de los pueblos como se evidenció en el paro de octubre en Ecuador, victimas también de la represión de Estado.

Nuestro grito de indignación se ha hecho carne en Latinoamérica. Seguimos avanzando porque vivas nos queremos.  La denuncia de mujeres frente a la violencia de carabineros en Chile, se convirtió en himno. El violador en tu camino de las Tesis de Chile, fue una forma de educar para desaprender, pero también para salvarnos: “y la culpa no era mía, ni donde estaba ni como vestía, el violador eres tu”.

Gracias a la lucha de las organizaciones de mujeres y feministas en Argentina, el presidente envió el proyecto para despenalizar el aborto.  

En México las mujeres siguen gritando si tocan a una respondemos todas.

Nadie nos ha regalado nada. Este 25N en Ecuador también cantamos sin miedo:

“Cantamos sin miedo, pedimos justicia
Gritamos por cada desaparecida
Que resuene fuerte «¡nos queremos vivas!»
Que caiga con fuerza el feminicida

Yo todo lo incendio, yo todo lo rompo
Si un día algún fulano te apaga los ojos
Ya nada me calla, ya todo me sobra
Si tocan a una, respondemos todas”[iii]


[i] https://twitter.com/FiscaliaEcuador/status/1303447442852139009?s=20

[ii] https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Poblacion_y_Demografia/Nacimientos_Defunciones/2017/Presentacion_Nac_y_Def_2017.pdf

[iii] https://www.youtube.com/watch?v=4J7cumhrwLE

*Defensora y activista por los Derechos Humanos y Derechos de las mujeres. Licenciada en Ciencias de la Educación.