Este miércoles 9 de mayo, diversos sectores sociales como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Frente Popular, Unión Nacional de Educadores (UNE), Federación Única Nacional de Afiliados al Seguro Social Campesino (FEUNASSC), Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Sindicales Libres (CEOSL), Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (CEDOCUT), ECUARUNARI, Federación Médica Ecuatoriana, Colegio de Abogados de Pichincha, trabajadores del sector público, estudiantes secundarios y universitarios; realizaron un plantón en las afueras del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (CPCCS-T), para ratificar el respaldo a las acciones realizadas por este organismo.

José Villavicencio, presidente del (FUT) mencionó que aquellos que participaron del 1 de Mayo, si bien es cierto, salieron a las calles a conmemorar el Día Internacional del Trabajo, pero además, lo hicieron para ratificar el respaldo al pleno del Consejo por todas las acciones que están ejecutando para recuperar nuestro país secuestrado por las políticas del correísmo.

Además, solicitó al pleno que se agiliten procesos como: la destitución inmediata del titular del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, pues mencionó que es fundamental que el CPCCS-T acelere la evaluación para recuperar la justicia que por más de diez años ha sido secuestra en nuestro país. “En el Consejo Nacional Electoral (CNE) no pueden continuar autoridades prorrogadas y que han actuado de una manera oscura, al igual que en la Corte Constitucional. Es necesario que se siga evaluando a todas las instancias para descorreizar el aparataje estatal y eso significa también ir por el pez gordo, que es  Rafael Correa, por haber dejado un país lleno de corrupción”.

Posteriormente manifestó que desde los sectores sociales exigirán la revocatoria de los asambleístas que se opusieron al trabajo que está realizando el Consejo, pues aseguró que en su momento ellos tuvieron la oportunidad de combatir la corrupción, y que al contrario, les extendieron alfombra roja.

Marcela Arellano, dirigente de la CEOSL, indicó que el objetivo de esta lucha es asegurar que los corruptos estén en la cárcel y que todo ese dinero robado sea devuelto a las arcas fiscales, “continuaremos en las calles respaldando el trabajo de este Consejo para que se dé cabida a la reinstitucionalización del país”.

“El CPCCS-T es lo único que nos queda a los ecuatorianos para sacarle del hueco en el que se encuentra nuestro país y el apoyo a estas acciones no solo vienen de los trabajadores y sectores sociales, sino de todo el Ecuador y así lo demuestran las encuestas. Si bien es cierto los correístas quieren frenar este trabajo, aquellos que no hicieron leyes ni fiscalizaron, más bien manejaron una política de propaganda para engañar y atemorizar al pueblo; sin embargo no lo permitiremos, toda nuestra fuerza está con ustedes para que se aclare qué pasó en la frontera norte, para que se investigue sobre la deuda con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social IESS y un sinnúmero de hechos generados en la década perdida”, indicó Mesías Tatamuez, presidente de la CEDOCUT.

Para Nelson Erazo, dirigente del Frente Popular, hoy más que nunca es necesario que los que se oponen al combate a la corrupción se vayan a sus casas, porque aquí se debe luchar por los intereses de la gran mayoría del pueblo ecuatoriano, más no por un grupo reducido de aprovechados, “en ese camino siempre contará con el apoyo de los sectores sociales en las calles y plazas del país, en esta lucha estamos juntos”.

Por su parte, Julio César Trujillo, presidente del CPCCS-T dio las gracias por el respaldo del pueblo, porque según dijo, ese respaldo fortalece las acciones que se encaminan en el Consejo y les compromete más con el cumplimiento del mandato popular: “Vamos a cumplir ese mandato a como dé lugar,  pase lo que pase, patalee quien patalee; nos tiene sin cuidado las amenazas. Vamos a cumplir el encargo del pueblo y lo más pronto posible, aquí lo que más hay es voluntad de trabajar y cumplir con los ecuatorianos”, finalizó.