Primer Encuentro de Ensambles Musicales por la Paz, de la Unidad Educativa Luis U. de la Torre, Cotacachi

Escribe para Opción: Gustavo Báez Tobar.

El jueves 31 de mayo último, a las 16h, fue un día especial para Atuntaqui, pues recibió en el Teatro Club L.I.A. del complejo museológico de la Fábrica Imbabura al elenco artístico de la Unidad Educativa Luis U. de la Torre de Cotacachi. Fue el Primer Encuentro de Ensambles Musicales “UELUT POR LA PAZ”, al que asistieron padres de familia, autoridades educacionales y más invitados que coparon ese magnífico auditorio.

EL OBJETIVO

Según reza en la invitación el propósito de este evento artístico es dar a conocer el desarrollo de proyectos innovadores e inclusivos para la práctica musical desde temprana edad y la creación de espacios para la difusión cultural, para lo cual ha consolidado la formación de agrupaciones musicales en los niveles Básico Superior y Bachillerato Técnico en Arte Música. Los estudiantes fueron protagonistas del evento con la interpretación de piezas populares por las Bandas Juveniles, Grupos de Cámara, Coro Polifónico y la emblemática Banda Académica conformada por estudiantes del Tercer Curso de Bachillerato.

PROGRAMA RICO Y VARIADO

Luego de la presentación de rigor por parte del MSc. Javier Domínguez, rector del Plantel, arrancó el programa musical con Ensambles del Décimo año de EGB, que interpretó: “Abrázame” balada de Julio Iglesias, “Así fue” balada de Juan Gabriel y el merengue “Mentiroso” de Olga Tañón, con la dirección de los profesores Enrique Moreno, Byron Andrade y Richard Viracocha.

Con arreglos y dirección de la Lcda. Sandra Albuja se presentó la Banda del Noveno año para interpretar “Bajo el mar” de la película “La sirenita”; “Lo más vital” y “Dímelo” de “El libro de la selva”. Con la Banda del Primero de Bachillerato el público disfrutó con el “Mambo No.5” de Pérez Prado y “Súper Mario Bross Theme Game”, de Koji Kondo.

La Banda del Segundo de Bachillerato, bajo la dirección y arreglos del Lcdo. Patricio Posso, interpretó un mosaico de albazos: “Apostemos que me caso” y “25 limones” del compositor Rubén Uquillas, y “Marineros de Lucas”, de José Luis Perales.

EL CORO POLIFÓNICO

Dentro de un ambiente de calor y expectativa la emotividad iba in crescendo, más aún con la presencia de casi medio centenar de jóvenes, cuidadosamente seleccionados para integrar el Coro Mixto Polifónico, bajo la magistral dirección de la Lcda. Sandra Albuja, que interpretó dos hermosas composiciones universalmente conocidas, como son: “A mi manera” de Frank Sinatra y el bolero “Mar y cielo” de Julio Rodríguez Reyes. Estas privilegiadas voces causaron hondos sentimientos de admiración para su maestra y la receptividad de tan brillantes alumnos, fue un regalo para los oídos más sutiles.

LA BANDA ACADÉMICA

Fue con la presentación de la Banda Académica integrada por 50 jóvenes, hombres y mujeres, muy próximos a optar por el Titulo de Bachilleres Técnicos en Música, que se lució con la interpretación de obras de alto nivel, bajo la dirección y arreglos del MSc. Édisson Meneses -conocido maestro, intérprete y arreglista muy prestigioso-.

Esta maravillosa Banda interpretó: “Indiana Jones” de Jhon Williams, arreglos de H V D Heide; “Mosaico Tropical” de Tito Puente, “Pat Boone-Tony Renis” de Rafael Hernández, con arreglo de Víctor López. “Conga de fuego nuevo” de Arturo Márquez, arreglo Oliver Nickel, adaptación de Édison Meneses, así como el mosaico “Juan Luis Guerra” y “Los Hijos de Sánchez” de Chuck Mangione. Todo esto con la ejecución de variados instrumentos de soplo: clarinetes, trompetas, trombones de vara y saxos, a más de instrumentos de cuerda como guitarras y bajos.

 

CULMINACIÓN DEL GRAN ENCUENTRO

La sorpresa preparada para el último número fue profundamente emotiva, pues se presentaron todos los actores del evento que en número de trescientos que desbordaron el escenario. Bajo la dirección del MSc. Édison Meneses, la gigante Banda interpretó la hermosa composición “Noches de Luna” original de Édgar Hidrobo Aulestia -ex profesor de la institución, gran cantante, arreglista y compositor, de la estirpe de los Hidrobo-, que mereció nutridos aplausos, más aún cuando el director titular cedió la batuta al creador de la obra. Esta fue la culminación del gran encuentro musical.

Luego de aplauso de los asistentes vino un silencio reverente propicio para la reflexión íntima, porque el encuentro musical nos llegó al alma… Cuánta razón tuvo Joseph Tamarit al escribir esta frase: “La música, por su capacidad de penetración en el ser humano a través de la función del oído, por la posibilidad de rememoración y recreación interior y de cierta abstracción respecto a lo sensorial, es el arte de mayor intensidad espiritual”.

Para finalizar el programa se entregaron sendas placas de reconocimiento y gratitud por parte de los estudiantes próximos a graduarse para los maestros que más influyeron en la coronación exitosa de su carrera. En el intermedio de una hermosa cumbia y con el aplauso entusiasmado del público pasaron al escenario: Sandra Albuja, Julio Peñafiel y Édgar Hidrobo. El Msc. Javier Domínguez como rector del Plantel, responsable de los avances técnico-pedagógicos y artísticos alcanzados en los últimos años, recibió un merecido homenaje.

CONCLUSIÓN

La ciudad de Cotacachi con sus instituciones: el Gobierno Municipal a la cabeza y la Unidad Educativa “Luis Ulpiano de la Torre” realizan una incansable tarea para elevar el prestigio del arte musical a los más altos sitiales. La cantidad y calidad de músicos que en ese establecimiento se preparan, consolidan el propósito de integrar la Formación de Centros de Trabajo, con los estudiantes del tercer año de bachillerato, que como requisito para graduarse deben cumplir exigentes actividades extracurriculares, entre ellas 160 horas de ensayo y presentaciones públicas. Así, los directivos y maestros asumen la responsabilidad en la formación de los alumnos, para que cuando se gradúen puedan con incorporarse con solvencia al mundo musical en bandas y orquesta, realizarse como cantantes y arreglistas, o proyectarse como compositores y productores.

No cabe duda: Cotacachi es un fértil semillero para la música; la Unidad Educativa Luis Ulpiano de la Torre acoge en sus aulas acoge a estudiantes de casi todos los cantones de Imbabura, así como del norte de Pichincha y de Carchi. Cotacachi es la capital musical del norte del país.

 

Cotacachi, 07-06-2018.