Elefantes… ¿Invisibles?

 

En noviembre del 2016, durante uno de sus enlaces sabatinos, Rafael Correa, ex presidente del Ecuador, aseguró que “Esperamos cerrar la década ganada con 150 unidades del milenio”. Sin embargo, esta no era la primera cifra que el gobierno daba respecto de este tipo de establecimientos, en 2014, por ejemplo, el mismo Correa dijo que se requerirían 5000 UEM para cubrir la demanda nacional y que aspiran llegar al 2017 con 600 construidas. Al final, esta propuesta fue reemplazada por la construcción de las denominadas “ Unidades Educativas del Siglo XXI”, en 2016.

El problema va más allá del nombre, pues, cuando se habla de UEM, estamos hablando de planteles que se construyeron entre 2008 y 2016, que tenían una capacidad de, aproximadamente 2400 estudiantes y un costo de 5 millones de dólares; mientras que las segundas (las que incumplió la empresa china), son provisionales, tienen una capacidad aproximada para 1300 estudiantes y una vida útil de 30 años y cuesta un millón de dólares.

El contrato fallido: Una raya más al tigre

 

El viernes 13 de julio, la Viceministra de Gestión Educativa, Mónica Reinoso, anunció lo que calificó como la “lamentable” decisión de dar por terminado el contrato suscrito, en agosto del 2015, entre la empresa Railway N9 Engineering Group y el Mineduc, para la construcción de 200 Unidades Provisionales tipo Milenio (Siglo XXI), por incumplimientos reiterados por parte de la empresa china.

Esta decisión responde a que la empresa solo ha entregado 50 unidades educativas. El plazo de entrega, inicialmente, era de 630 días y, argumentando problemas climatológicos, se extendieron en 120 días más. A pesar de ello, al culminar el plazo, solo se han entregado 50, el 80% de ellas, con problemas como el uso de materiales de calidad inferior, fallas estructurales y deterioro prematuro. Solo 30 de estas unidades están en funcionamiento. Por su parte, la empresa argumenta que el Ministerio solo ha entregado 59 terrenos y 9 de ellos no prestan las condiciones.

Mas allá del pantallazo, ¿Cuántas son?

 

Pero, en concreto, ¿Cuántas Unidades Educativas “del Milenio” y cuántas del “Siglo XXI”, nos deja la “revolución ciudadana”, de las 6000 y 200 que ofrecieron, respectivamente? En la página del Ministerio de Educación, se exhiben 97 UEM en funcionamiento y 3 en construcción; hasta la segunda vuelta se hablaba de 77 en funcionamiento y 40 en construcción. Pero, esta estadística es engañosa, puesto que no se especifica cuáles son Unidades “del Milenio” y cuáles “del Siglo XXI”.

 

Si atendemos las “cuentas alegres” del Ministerio, diríamos que hay 97 UEM y 50 del “Siglo XXI”, en los cuales se educan aproximadamente el 3% de los 3 millones y medio de estudiantes que hay en el país. Con lo que se evidencia el ínfimo impacto real de este proyecto. Pese a ello, el gobierno invirtió mas de 300 millones de dólares en las UEM y preveía gastar casi 130 millones en las U. E. Siglo XXI. Ahora, entre lo invertido y las multas a la empresa, pretenden recuperar 59 millones. Pero, ¿Dónde quedan los ofrecimientos de campaña?

Otro experimento fallido

 

Desde el inicio, las organizaciones estudiantiles y de docentes alertaron sobre el error que implica ligar la calidad educativa con el exclusivo cumplimiento de “estándares internacionales de calidad”, dejando de lado las condiciones y necesidades de la sociedad ecuatoriana. A esto, se suman las dudas que se ciernen sobre los costos y resultados de las obras contratadas, ¿ Recién nota el Ministerio que hay retrasos y problemas en las construcciones, cuando muchas instituciones acusan fallas tan evidentes desde hace meses?

 

Respecto de las UEM, se alertó sobre las consecuencias que acarrearía el construir “ unidades educativas especiales”, a la par que se cerraban y se seguía descuidando la infraestructura en la gran mayoría de establecimientos. Ahora, el gobierno de Moreno reconoce que este experimento fue un fracaso, pero, ¿Qué solución se plantea para la deficiente infraestructura educativa que persiste, incluso en las UEM que están llenas de fallas?

 

A fin de cuentas, igual que el bachillerato internacional, el cierre de escuelas comunitarias y la unificación de instituciones educativas (de 19 mil, esperaban quedarse con 5 mil, ahora, existen, aproximadamente, 13 mil); este proyecto que, incluso fue calificado de “elefantes blancos” por los propios militantes de “Alianza País”, parte de la estandarización, la copia de modelos extranjeros y contribuye a la segregación en el sistema educativo. Una vez más, queda demostrado que el correismo perdió el año en educación y, el actual gobierno, va por el mismo camino.

*Ricardo Naranjo