Esta mañana representantes de Unidad Popular asistieron al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – CPCCS para solicitarle al Consejo transitorio dos pedidos: que se evalúe a la Fiscalía General del Estado y que se investigue por tráfico de influencias al ex presidente Rafael Correa y a Gustavo Jalkh, titular del Consejo de la Judicatura.

“Acudimos hoy al Consejo transitorio por el colapso de la Fiscalía, una vez que han sido cuestionados tanto Carlos Baca como Thania Moreno, por casos de corrupción, peculado y asociación ilícita. Es evidente que la Fiscalía no puede investigar a los corruptos y menos llevarlos ante la justicia; necesitamos una Fiscalía que garantice a los ecuatorianos una verdadera lucha contra la corrupción”, sostiene Geovanny Atarihuana, director nacional de Unidad Popular.

En cuanto a la denuncia presentada contra Correa y Jalkh por tráfico de influencias, comenta que ésta ya fue presentada en agosto del año pasado ante la Fiscalía, pero que se había quedado en el olvido y que por eso acuden al Consejo transitorio, que tiene no sólo la legitimidad, sino también la capacidad legal y constitucional para investigar este caso de corrupción.

Por su parte Julio César Trujillo, presidente del organismo sostuvo que el Consejo tramitará estos pedidos de acuerdo a su prioridad y que por ahora discutirán los parámetros de evaluación para juzgar el comportamiento de las autoridades que están sometidas a su competencia.