El pasado 5 de abril en Ecuador, la Alcaldesa del Cantón Nabón, Magaly Quezada y Jasmin Moyano de ReAct Latinoamérica, firmaron una Carta de Intención para la aplicación del Plan de Acción a nivel local para promover el uso adecuado de antibióticos en la salud humana y producción agropecuaria a nivel local.

Dentro del marco del Día Mundial de la Salud, se dio este evento de trascendental importancia, que abre las puertas para el inicio de acciones consensuadas que involucran de manera organizada a gobiernos locales y comunidad en la lucha por la contención de la resistencia bacteriana a los antibióticos.

Este plan apunta a promover un rol más protagónico de las comunidades como agente efectivo de cambio social. Así lo destacó la alcaldesa de Nabón, la Lic. Magaly Quezada quien señaló que su cantón “Se caracteriza por que sus comunidades han desarrollado un profundo compromiso con los diferentes procesos de cambio y es una sociedad empoderada y que actúa en defensa de los derechos de la naturaleza, el cuidado de la vida, la producción de alimentos sanos, lo cual lo entendemos como un todo que está interrelacionado”. Además destacó que: “a través del plan de acción a nivel comunitario, profundizaremos no solamente en la problemática de la resistencia bacteriana y el mal uso de los antibióticos, sino que posibilitará a nuestras comunidades el aprender a tomar mejores decisiones sobre su salud”.

Por su parte el Sr. Remigio Capelo, productor agroecológico y presidente de la Mesa Cantonal de Desarrollo Económico de la Municipalidad, destacó que: “Para nosotros cuidar la Salud de la Madre Tierra, representa primeramente saber cuidar el suelo, labrarlo adecuadamente, para producir alimentos saludables para nosotros y nuestras familias. Como comunidades y productores agroecológicos estamos conscientes de la importancia de nuestra labor, es por eso que creemos que el plan de acción comunitario es muy bueno ya que busca orientar la comprensión de la importancia de los antibióticos para la salud humana, los riesgos de la automedicación y su uso en la producción de alimentos”.

Finalmente, Quezada, resaltó que: Este será un proceso que también fortalecerá nuestra cultura, ya que los conocimientos ancestrales de nuestros pobladores, sobre las prácticas del cuidado de la salud, la alimentación, la producción de alimentos, pueden ser un aporte muy valioso como una estrategia para prevenir las enfermedades infecciosas, promover el uso adecuado de antibióticos y cuidar a nuestra Madre Tierra”.

Por: www.react-latinoamerica.org