“El Fiscal  fue destituido por ser una cortina para la corrupción”.

 

Tras un año de funciones que iniciaron con una designación cuestionada, el Fiscal General del Estado, Carlos Baca Mancheno, también cayó en el charco de los escándalos por corrupción y demás acciones dudosas del correísmo a raíz de la viralización de un audio del entonces presidente de la Asamblea Nacional José Serrano en conversación con el ex contralor Carlos Pólit, donde presuntamente planeaban la forma de destituir a Baca de su cargo. Lanzó el bumerang sin saber que al final él también sería parte de la investigación.

Tras la publicación de ese audio donde se habla de que el Fiscal ha tenido algunas demoras en investigaciones y  la ausencia de decisiones hacia implicados en procesos como el sobreprecio en la Refinería de Esmeraldas, y que “no estaría cumpliendo los acuerdos”, hace que surja una interrogante: ¿cuáles son los famosos acuerdos que no se estarían cumpliendo? Esto impulsa a los diferentes movimientos sociales para que insistan en la necesidad de profundizar las investigaciones del tema a fin de que para que se establezcan  responsabilidades y sanciones ejemplares, por lo cual su presión logra que la Asamblea tome la decisión de realizar un juicio político en contra de Baca.

Y como es de esperarse, una vez peleados los compadres se empiezan a sacar los trapitos sucios: el ahora ex fiscal afirmó que Pólit habría recibido USD 6 millones en efectivo a cambio de “desvanecer” glosas contra la empresa brasileña ODEBRECHT por daños en la hidroeléctrica San Francisco en el 2010 y que otros “personajes oscuros” recibieron USD 2 millones de Odebrecht y que además Pólit habría recibido pagos por USD 4,1 millones por emitir informes favorables para cinco proyectos de Odebrecht, entre 2011 y 2015, como son los de Daule-Vinces, Manduriacu, Pascuales-Cuenca, Refinería del Pacífico, y para el Acueducto La Esperanza.

Tras un debate entre asambleístas y varios desacuerdos al interior del bloque legislativo de Alianza País, el 9 de marzo se destituyó a José Serrano de la presidencia del legislativo, y mediante votación en la comisión de fiscalización se decidió llamar a juicio político a Baca Mancheno pues  en su caso se lo acusa de incumplimiento de funciones establecidas en la Constitución, a lo cual se suma que habría incurrido en el delito de peculado por haber recibido dinero de la Secretaría de Inteligencia mientras presidía la Comisión del 30S, que debía trabajar ad Ronorem.

 Es así que el pasado jueves 26 de abril se le dedicó al juicio político toda una sesión del pleno en la Asamblea (la cual duró cerca de 10 horas) para que la comisión investigadora exponga pruebas y el fiscal se defienda. Días atrás Baca señaló que en el juicio haría revelaciones sobre asambleístas que se habían enriquecido ilícitamente y que estaban siendo investigados, sin embargo habría que demandarlo por “publicidad engañosa” puesto que a la hora de intervenir empezó pidiendo disculpas por haber dicho eso. Luego de casi tres horas de comparecencia donde alegaba su inocencia, los legisladores debatieron y apenas con 128 votos a favor y tres abstenciones, se decidió la censura y destitución de Baca por incumplimiento de funciones.

La destitución de Baca ha sido un paso importante

Geovanny Atarihuana, director nacional de Unidad Popular señaló: “Finalmente Carlos Baca Mancheno fue destituido como Fiscal General de la nación; desde su origen nombrado a dedo por el correato, Baca ha sido una pieza fundamental en el esquema de inmunidad ya que se ha dedicado a hacer lento el combate a la corrupción en varios casos, ha protegido a los principales peces gordos como por ejemplo a Rafael Correa y Jorge Glas, ya que a pesar de las constantes peticiones de medidas cautelares en contra de Correa hizo caso omiso. En todo caso, nos parece que ha sido un paso importante el que ha dado la Asamblea  al destituirlo a un funcionario que ha sido parte de la década robada”.

Y añadió: “Ahora lo que se requiere es que contemos con una persona en la Fiscalía general del Estado que sea honesta, independiente  y que no tenga rabo de paja, como un requisito indispensable para combatir a los corruptos. Para implementar el esquema de combate a la corrupción es indispensable contar con una persona que reúna esas características”.