Redacción Opción

Quito, 15 de enero de 2020. Ayer por la tarde se realizó el juicio popular y condena simbólica a la ministra de gobierno, María Paula Romo, el acto fue convocado por el Parlamento Plurinacional y Popular de Mujeres y Organizaciones Feministas. Cientos de mujeres trabajadoras, indígenas, estudiantes, amas de casa llegaron hasta la Plaza de la Memoria donde se realizó el juicio.

Blanca Chancoso, coordinadora del Parlamento, inició el  evento  señalando que el gobierno de Lenin Moreno junto a María Paula Romo (ministra de gobierno) y Oswaldo Jarrín (ministro de Defensa) son los responsable de la brutal represión que se vivió durante el paro y levantamiento indígena y popular de octubre de 2019.

Varias dirigentes hablaron estableciendo la responsabilidad de Romo en las acciones brutales perpetradas por parte de la Policía, en el uso excesivo de la fuerza, donde, según,  datos de la Defensoría del Pueblo, fallecieron 11 personas, hubo 1.192 aprehensiones y 1.340 heridos. Todas las intervenciones exigieron justicia para los y las afectadas por la represión ejercida en octubre.

Este es un Estado asesino, que discrimina, reprime y persigue para mantener las desigualdades, nosotras relamamos memoria, justicia, reparación y no repetición, señalaron, a la vez que se oía el grito de Fuera María Paula Romo.

Fue un acto en el que se recordó las razones, la justeza y la victoria de la luchas de octubre.

Escarlet Vallejo, presidenta de la FESE, señaló que “los estudiantes participamos en el levantamiento popular porque sabíamos que con el alza de los combustibles sube todo y una medida así afecta la economía de sus padres, pero también porque se gasta dinero en la represión mientras se ha reducido el presupuesto para la educación”.

​Fernanda Chalá, dirigente afro ecuatoriana, señaló: Existe un sistema de injusticias sociales, económicas, una violencia estatal que se ejerce contra los pueblos y las mujeres que morimos cada día por discriminación, falta de salud, educación; por levantamos nuestra voz  para eliminar al Estado represor, sexista, violento que cada día nos asesina».

“Rechazamos el feminismo que defiende los intereses del Estado y el capital. Rechazamos a las mujeres que absorbidas y utilizadas por el poder,  generan represión y derramamiento de sangre” dice el comunicado de convocatoria. En este sentido, Elba Ulcuango, representante del pueblo Kayambi (provincia de Pichincha), señaló a María Paula Romo como «servil y machista” y añadió que continuaran con la resistencia y la lucha no podrán evitar nuestra autodeterminación  y exigimos la redistribución de la riqueza.

Alexandra Santillan y Erika Arteaga, en homenaje a quienes fallecieron durante las jornadas de octubre, hicieron memoria detallando los nombres y la trayectoria de los caidos.

Estuvieron presentes respaldando el acto varios dirigentes indígenas, sociales y políticos como Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, Leonidas Iza , del MIC, Jaime  Vargas, presidente de la Conaie, Geovanni, Geovanny Atarihuana, director de Unidad Popular.