Por Mauricio Chiluisa*

 

El Gobierno de Lenin Moreno en menos de dos años ha continuado con la política de endeudamiento para superar el déficit fiscal, a inicios del 2019 emitió “bonos soberanos” por mil millones de dólares con un interés a pagar sumamente alto, en menos de dos años de gobierno aumento la deuda pública por 50429 millones de los cuales 36695 millones corresponde a la deuda externa.

Ante ello, el presidente de la república viene cumpliendo a carta cabal la receta impuesta desde los organismos internacionales mediante la consolidación de alianzas con los países imperialistas y la negociación de nuestra soberanía política y económica es así que desde agosto de 2018 la política de Moreno ha sido eliminar progresivamente los subsidios, beneficiar a los grandes empresarios con la aprobación de la Ley de Fomento Productivo, perdonar la deuda a los grandes evasores de impuestos, entregar incentivos económicos a las grandes empresas, reducir el presupuesto para salud, educación, despidos del sector público.

Todas estas políticas que benefician a un sector específico de la derecha, perjudica a las condiciones de vida de los ecuatorianos, en lo que va de su periodo Lenin Moreno no ha cumplido una sola de sus propuestas de campaña como son la construcción de 40 universidades nuevas, generación de empleo juvenil, y construcción de viviendas, es así que en días anteriores públicamente se retractó de su oferta de garantizar “viviendas dignas” para los ecuatorianos, no se ha recuperado el dinero de la corrupción, todo a quedado en discursos y firmas de convenios con organismos internacionales para combatir la corrupción paralelo a esto se ha  dado a conocer públicamente las  empresas offshore constituidas por el hermano del primer mandatario.

La noche del 21 de febrero el Presidente de la República anunciaba como “buenas noticias” la obtención de un crédito por más de 10 mil millones de dólares a 30 años plazo, este crédito entregado por organismo internacionales como el Fondo Monetario Internacional, no se los otorga por la “confianza” que genera el país, los créditos son otorgado siempre y cuando los gobierno cumplan ciertas exigencias que pide el FMI, lo que no cuenta el Presidente en su mensaje a la nación son los termino a los que llego con el FMI para la obtención del crédito.

El Gobierno ya ha venido cumpliendo algunas de esas exigencias que el FMI impone, una de ellas es el anuncio de la concesionar las empresas públicas como CNT, el sector eléctrico, y la atención medica que brinda el IEES, despidos de cerca de 4 000 empleados del sector público, eliminación de subsidios, posiblemente aumento del IVA, reducción del presupuesto para salud, educación, entre otras políticas que afectaran al bolsillo de los ecuatorianos.

Concesionar las empresas públicas que son patrimonio de las y los ecuatorianos es una clara muestra de que el Gobierno de Lenin Moreno busca gobernar con los grupos económicos y perjudicar a la ciudadanía, los acuerdos con el FMI se reflejan en entregar el patrimonio, y soberanía económica de nuestro país.

Varios años atrás el solo anuncio de reuniones con el FMI era suficiente para salir a las calles y rechazar el entreguismo con estos organismos internacionales de sometimiento, es el momento de que las y los jóvenes ecuatorianos, recuperemos la movilización en las calles en defensa de nuestra soberanía, nuestros recursos y patrimonio.

*Presidente Nacional de la FEUE.

Estudiante de Comunicación Social,