Por Abg. Camilo Ponce Enriquez /Guayaquil

Muchas reacciones han causado la exposición de vídeos primero en las redes sociales y luego en los medios de comunicación en que algunos miembros de las Fuerzas Armadas golpean a  jóvenes y personas que estarían violentando el toque de queda ordenado.

Algunas personas han aplaudido la acción de los uniformados, otros han cuestionado.

Tenemos que tener en cuenta que vivimos en un Estado constitucional de derechos, y eso no significa como dicen algunos,  que los defensores de derechos humanos son defensores gratuitos de los delincuentes.

Compatriotas, es necesario  tener en cuenta que todos los funcionarios públicos se rigen por la Constitución de la República del Ecuador, los Instrumentos Internacionales, y la legislación Nacional.

En estos días de crisis sanitaria se han dictado dos decretos: DECRETO 1017 Declárese el estado de excepción por calamidad pública en todo el territorio nacional, por los casos de coronavirus confirmados y la declaratoria de pandemia de COVID-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud, que representan un alto riesgo de contagio para toda la ciudadanía, y 1019 Se establece como zona especial de seguridad a toda la provincia del Guayas, a fin de mitigar los riesgos, precautelar la salud, proteger a la población, evitar el contagio del virus COVID-19.

Adicional se ha aprobado el  acuerdo interministerial 00002-2020  del 25 de marzo del 2020 para reglamentar la aplicación de multas por incumplimiento del toque de queda en el contexto del estado de excepción por calamidad pública declarado en el decreto ejecutivo número 1017 del 16 de marzo del 2020.

Nuestra preocupación por la difícil situación por la pandemia provocado por el CORONAVIRUS no puede llevarnos a avalar conductas que riñen con los tratados internacionales y nuestra legislación.

Lo que debe plantearse es que a la cabeza de todos los frentes e instituciones se pongan a servidores públicos capacitados para cumplir y hacer cumplir nuestra Constitución y las Leyes, que determinan los procedimientos para sancionar las infracciones.  

Por supuesto que es necesario también demandar de nuestros compatriotas su colaboración para enfrentar y superar este grave momento.

Es necesario que se actúe con un mismo rasero para que no se criminalice la pobreza,  mientras se aplican acciones de fuerza contra unos sectores, otros económicamente pudientes no son tratados de la misma manera.

Compatriotas, el pueblo unido, informado y consciente sabrá salir adelante.Colaboremos todos y que se respeten los derechos humanos

Durán, 26 de marzo del 2020