Por Xavier Andocilla R

Desde un inicio la movilización de los internos rotativos fue una lucha justa, ya que el acuerdo ministerial realizado entre los Ministerios de Salud y el Relaciones Laborales afecta los derechos de los estudiantes que forman parte del Programa del Internado Rotativo.

La lucha fue un camino en el que los estudiantes del internado rotativo alcanzan éxitos importantes como por ejemplo: incorporar a distintos sectores a la movilización, poner en el orden del debate de la opinión publica la situación de los internos, lograr enfrentar la prepotencia del gobierno y que retrocedan las intenciones antidemocráticas de la Ministra de Salud, que no quería dialogar con el movimiento estudiantil.

El gobierno al ver la fuerza y la radicalidad que tenía la movilización de los internos, buscó una salida y convocó el día 17 de mayo del 2019 a una mesa de diálogo con los estudiantes del Internado Rotativo, a esta cita acudieron los representantes de la AIR (Asociación de Internos Rotativos) y de la organización política Revuelta. En esta reunión el Gobierno, en complicidad con el Rector de la UCE Fernando Sempértegui, impuso una serie de medidas para desmovilizar a los estudiantes y cumplir con las recetas neoliberales del Fondo Monetario Internacional bajo la acusación de que la responsabilidad de los problemas suscitados es culpa de la mala organización de las universidades.

Los representantes del AIR y Revuelta sin consultar al movimiento estudiantil aceptaron el acuerdo, generando una división en el interior del movimiento y  convirtiéndose en un sedante de la movilización y la lucha estudiantil.

El problema de los internos rotativos no es culpa de mala planificación de las Instituciones de Educación Superior. ACEPTAR eso, como dice el acuerdo y los representantes del gobierno, es aceptar los argumentos iniciales que sustentan el recorte presupuestario. El país tiene falta de médicos y especialistas, solo la UCE tiene 30 mil postulaciones de ingreso cada semestre pero recibe aproximadamente mil estudiantes para primer semestre y apenas llegan a décimo  semestre unos 500 o 600 estudiantes.

Si revisamos los puntos que fueron aprobados por la AIR y Revuelta, vemos que se apoyaron medidas de corte neoliberal y que afectan a los ecuatorianos, por ejemplo el primer punto del acuerdo se señala que:  los estudiantes, las universidades, los médicos apoyen al paquete de REFORMA TRIBUTARIA,  es decir, la elevación del IVA y del impuesto a la renta, por varios meses el gobierno ha estado en las pretensiones de impulsar una medida de esta naturaleza y cumplir con la receta fondomonetarista.

Por otro lado, la AIR y Revuelta traicionaron al movimiento estudiantil apoyando el último numeral, que reconoce únicamente a quienes han ingresado antes de mayo de 2019 al Programa de Internos Rotativos y se les mantiene con el sueldo que tenían. El acuerdo no reconoce aquello que dejaron de recibir los estudiantes a partir de la entrada en vigencia de la resolución que bajó el valor del estipendio.

Por otro lado, la traición de Revuelta y la AIR se  establece cuando el acuerdo señala que los valores  de los estipendios subirán en tanto y  en cuanto – eso dice el numeral dos- se apruebe la Reforma Tributaria, lo cual reconoce en los hechos una reducción de ese derecho a las futuras generaciones.

El Estipendio es un derecho adquirido, ya que la Constitución establece igual trabajo e igual remuneración. El Internado Rotativo es un ejemplo del derecho del primer empleo y el Estado, como señala la Constitución del Ecuador, es el responsable de la educación de los ciudadanos hasta el tercer nivel de educación y tiene que responsabilizarse del financiamiento y el desarrollo de la Educación Superior.

El acuerdo sirvió para frenar una justa lucha que buscaba beneficiar a los actuales internos pero sobre todo alcanzar un estipendio justo para todas las generaciones, por lo que se debe exigir:

  1. La derogatoria de los dos acuerdos ministeriales que afectan los derechos de los estudiantes del internado rotativo.
  2. Estipendio justo para todos y sin discriminación.
  3. Reclamar la responsabilidad del Gobierno nacional en la Educación Superior, por lo que el programa de Interno Rotativos no puede ser financiado mediante más impuestos a los pueblos del Ecuador.
  4. Exigir mayor presupuesto para la educación, que se cumpla con lo establecido en la Constitución de la Republica del Ecuador de entregar 6% del PIB.
  5. Que los fondos que hacen falta a la educación se consiga recuperando los dineros robados en el Gobierno de Rafael Correa que suman un total de 35 mil millones de dólares, que se debe cobrar las deudas con el SRI y el IESS a las grandes empresas, que se elimine la intermediación petrolera y otras medidas más.

Transformación Universitaria se solidariza con los estudiantes del internado rotativo, rechaza la traición de la que fueron objeto y llamamos al movimiento a no detenerse y seguir desarrollando su caudal. Llama a los estudiantes de la Universidad a sumarse a esta lucha de los compañeros de Ciencias de la Salud, que también es una lucha de todos y que es necesario que los diferentes sectores nos movilicemos para impedir el impulso de medidas neoliberales que afecten los derechos y a la educación universitaria.