Redacción Opción /

 Quito.- La mañana del lunes 30 de agosto de 2021 se desarrolló la elección del presidente de la sede nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, seis candidatos se representaron a la contienda, de la cual salió triunfador Fernando Cerón.

Cerón, de 32 años, de profesión sociólogo y gestor cultural, viene de presidir la Casa de la Cultura Núcleo de Tungurahua, alcanzó 16 votos frente a 9 votos Camilo Restrepo, quien hasta ese día dirigió la sede nacional.

Este resultado estuvo precedido por las elecciones de los núcleos provinciales, que una semana atrás eligieron a artistas y gestores culturales que representan a una corriente de renovación que reclamaba cambios profundos en la Casa de la Cultura.  

Cerón realizó una campaña proponiendo defender a autonomía de la Casa de la Cultura, que esta cumpla su rol de coordinación y articulación entre los núcleos provinciales a los cuales ofreció devolver su capacidad administrativa y presupuestaria, el impulso de la profesionalización de los artistas, la configuración del régimen en artes que debe ser incluido en la Ley de Cultura, entre otros aspectos.

El proceso

Las elecciones, convocadas por la Junta Plenaria, en febrero emitió un reglamento de elecciones que fue impugnado por varios artistas, gestores y organizaciones de artistas que hicieron demandas judiciales y accione de protección, provocando la suspensión de las elecciones hasta que se incluyan a los miembros del Registro Único de Artistas y Gestores Culturales RUAC en el padrón electoral, sin ninguna condición. Resuelto esto, el 20 y 21 de agosto se procedió a la elección de 23 Directores de los Núcleos Provinciales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En Guayas, el proceso electoral fue cancelado por una acción judicial, solicitada por Martha Rizzo, docente y gestora cultural, candidata a la presidencia del núcleo del Guayas, quien presentó una demanda de protección por irregularidades como: la conformación de la junta electoral sin miembros del directorio y sin la debida socialización de este proceso; inconsistencias en el padrón electoral donde se hallaron personas fallecidas registradas y miembros administrativos de la casa; hubo gestores y artistas culturales que pese a haber enviado su carta de intención para votar no fueron incluidos en el padrón. Se suma una violación al reglamento interno por parte de Fernando Naranjo, presidente actual de eses núcleo, quien solicitó vacaciones y dejó en el cargo al asesor jurídico, cuando el reglamento dice que solo pueden ejercer este rol uno de los dos vocales del directorio o sus suplentes.