El pasado 29 de marzo se emitió desde la Presidencia de la República el Decreto Ejecutivo N° 350 en el que ratifica que los afiliados al Seguro Social Campesino y adultos mayores en extrema pobreza tienen el derecho de continuar recibiendo el Bono de Desarrollo Humano, sin embargo, a los jubilados se les excluye definitivamente de este servicio, argumentando que existen encuestas -gestionadas por Richard Espinosa, ex presidente del IESS- que ratifican que se han mejorado las condiciones de vida de los jubilados.

Por lo tanto la dirigencia de la Federación Única Nacional de Afiliados y Jubilados del Seguro Social Campesino FEUNASSC, denuncia esta demagogia de las autoridades del IESS y del SSC y responsabiliza por esta medida a Richard Espinosa, Rodrigo Collaguazo, CONFEUNASSC y otros funcionarios traidores.

Por su parte Luis Pilalot, presidente nacional de la FEUNASSC, se pregunta dónde quedan los ofrecimientos de que el afiliado al Seguro Campesino puede acceder a los beneficios de asistencia social y económica que por derechos constitucionales tiene que dar el Gobierno.

A su vez solicita impulsar la lucha para que la Asamblea Nacional de manera inmediata apruebe en segundo debate el incremento de la pensión de jubilación y que esta no se congele en 100 dólares, sino que este incremento sea gradual hasta llegar por lo menos al 50% del salario unificado vigente.