Colectivo Pro Derechos Humanos

Editorial                   

El anterior presidente Rafael Correa, dado su carácter impulsivo y prepotente, se caracterizaba por sus frecuentes exabruptos y declaraciones fuera de tono. Varios fueron sus comentarios  machistas y francamente atentatorios contra la dignidad de las mujeres.

Pero lo que llama la atención es que sucesor, exaliado y actual mandatario, Lenín Moreno, con una personalidad aparentemente tranquila, supuestamente muy distinta de la de Correa, le siga los pasos y no quiera quedarse atrás.

La última perla del presidente fue un comentario en el que decía que las mujeres denuncian el acoso solamente cuando el acosador es feo, pero que, si se trata de un individuo bien presentado, no piensan necesariamente que se trate de acoso.

Por lo visto, Moreno no sabe lo que es el acoso ni el acosador y que este puede venir en cualquier tipo de presentación, edad, aspecto y demás características. La escritora María Fernanda Ampuero replicó a Moreno: “El presidente Lenin sabrá lo que es tener cinco años y que un payaso te enseñe el pene erecto? ¿Sabrá lo que es que te toque inapropiadamente un amigo de tus padres a los ocho? ¿Qué te intenten violar a los veinte?”

El comentario de Moreno pronto se viralizó a nivel nacional e internacional, llegando a grandes medios extranjeros que suelen solazarse cuando algún mandatario se manda una babosada. Además, el comentario de marras ocurre cuando a nivel del hemisferio occidental hay una explosión de movimientos en contra del acoso contra las mujeres y de denuncias contra los acosadores. Para tratar de lavar su imagen maltrecha, al presidente no le quedó más que pedir disculpas y declararse ferviente opositor de todas las formas de violencia contra la mujer.

Por su parte el Consejo de Protección de Derechos del Municipio de Quito rechazó las declaraciones del primer mandatario, indicando, que mediante una suerte de “broma”él naturalizó la violencia de género y el acoso sexual.

Las declaraciones de Moreno resultaron aún más impertinentes cuando el presupuesto de implementación de la Ley de Erradicación de la Violencia contra la Mujer se redujo de 5.4 millones de dólares en el 2019 a 877 mil dólares en el 2020. Y además porque fueron realizadas en la misma que semana que se dio la audiencia en la Corte IDH del caso de Paola Guzmán, la chica que se suicidó en el 2002 luego de haber sido víctima de acoso y violación y quedar embarazada por parte del vicerrector del colegio público en que estudiaba en Guayaquil. La representante de la Procuraduría pidió disculpas a Petita, madre de Paola, pero no asumió la responsabilidad del Estado ecuatoriano en este caso, algo que fue criticado muy duramente por los jueces de la Corte y público en general.

febrero 12 2020