Rdacción/Opción/rv

Andrés Arauz, del Observatorio de la Dolarización, en un estudio establece los montos y los beneficiarios de la remisión tributaria producto de la aprobación el año 2018, de la Ley de Fomento Productivo, llamada Ley Trole 3, en la que las 50 mayores (empresas) deudoras podrán acogerse al perdón de 1344,7 millones de dólares, esto significaba el 55% de sus deudas. “Las más beneficiadas son las transnacionales petroleras, las transnacionales telefónicas, las exportadoras bananeras, los bancos más grandes y los contrabandistas de licores”, señala Arauz y puso como ejemplo el caso particular de las transnacionales petroleras, cuyo perdón suman el perdón de $756,7 millones, de un total de deuda  del sector petrolero deban $1259,3 millones de dólares.

En un reciente nuevo estudio Arauz señala que “el gobierno se ha negado a compartir un listado de los principales beneficiarios de la remisión tributaria de 2018. Tampoco ha transparentado la información correspondiente a la remisión de aportes patronales del IESS. No se ha transparentado tampoco la remisión de deudas por multas de tránsito. En su momento, el gobierno se negó a incluir esta cláusula de transparencia en el veto a la Ley”

Hicieron un análisis  examinando empresa por empresa, si mantienen las deudas con el SRI, para los 15 mayores beneficiarios.

Arauz explica “Al restar la deuda perdonable (intereses, multas y recargos) de esa fecha frente a las deudas actuales de intereses, multas y recargos, se determina el monto total de deudas perdonadas. Por la complejidad de levantamiento de información, hicimos el levantamiento de las 15 empresas que más deudas tenían. La tabla a continuación muestra tres columnas: las deudas en mayo de 2018 (incluyendo capital), las deudas a noviembre 2019 (incluyendo capital) y el total de deudas perdonadas. La tercera columna no es la resta de las dos anteriores, pues la tercera solo calcula el perdón de intereses, multas y recargos, más no capital. Usted puede verificar estos datos en la página web del SRI citada”.

Los resultados nos muestran que las petroleras transnacionales fueron las más beneficiadas por esta política de perdón y olvido. No se quedan atrás telefónicas y bancos. Como escribimos recientemente, lo recaudado por el SRI implica un fraude contable (ganancias escondidas) de entre 6,8 y 12,4 mil millones de dólares, señala el estudio.

En particular, al Banco Pichincha el gobierno le perdonó 18,3 millones de dólares. Al Produbanco se le perdonó 14,8 millones de dólares.

Nos hubiera encantado, dice Arauz, que antes de remitir un nuevo proyecto de ley urgente, el gobierno hubiera presentado la evaluación del perdón generalizado de deudas tributarias de la anterior ley.

Fuente:

Observatorio de la Dolarizacón.