Por Patricio Camacho Z.

En México se calcula que el 70 % de los edificios del DF son de propiedad de Carlos Slim, el dueño de la marca CLARO, además regenta una fundación filantrópica le sirve para mantener una base social. Ésta empresa está en la mira, ya que en la Contraloría General del Estado de Pablo Celi, se desvaneció glosas de Conecel o Claro.

Las pruebas son la transcripción del chat entre el contralor Pablo Celi y la ex directora de Auditoría Interna Gubernamental, supervisora de Responsabilidades Civiles y administradora de Gestión de Responsabilidades Administrativas, hasta noviembre de 2020. Luego ella se despidió asegurando que no entendía las razones de su desvinculación. Tres meses después, el 25 de marzo de 2021, la ex funcionaria le volvió a escribir. En esta ocasión, la mujer le reclamaba al Contralor porque su hija y su sobrino también fueron despedidos. Y viene el texto comprometedor: “Jamás me atrevería a decir nada, absolutamente nada, de usted, de todo lo que tuve que desvanecer cuando me lo solicitó y aún en el caso de Claro que sé que está en la Fiscalía”.

Este chat fue presentado por Diana Salazar al juez Felipe Córdova, el 21 de junio de 2021. La conversación fue utilizada por el magistrado para argumentar su decisión de negar la liberación de Celi.  Según esta investigación de la FGE, no era la única glosa que se desvanecía a CLARO. El 13 de abril de 2021, fue detenido Celi y la Fiscalía tomó las versiones de varias personas. Una de ellas, la de un funcionario que aseguró que: “Pablo Celi me dispuso directa y verbalmente, en otras ocasiones, que suscriba desvanecimientos de otras empresas (…) y elabore el proyecto de desvanecimiento de responsabilidad por USD 111 millones a favor de Conecel, con respecto a la banda ancha de Claro”.

El portal PRIMICIAS señala en una nota, que engloba el tema del desvanecimiento de glosas en la Contraloría que: “La glosa de USD 112 millones a Claro fue determinada en septiembre de 2018. La sanción se basó en un informe aprobado en agosto de 2018. La acción auditó las reliquidaciones de los pagos de concesión a las operadoras telefónicas. Según ese examen, en 2014, el gobierno de Rafael Correa entregó a Claro una frecuencia adicional de banda ancha por USD 180 millones. Pero el valor debió ser de USD 291,9 millones, lo que dejó al país una pérdida de USD 112 millones.

 Sin embargo, el 28 de junio de 2019, ya con Celi a la cabeza de la Contraloría, la glosa se desvaneció”. Pablo Celi es un hombre camaleónico se inició en el FADI, pasó a Liberación Nacional y luego saltó de un partido a otro y sin tener ningún estudio de administración o similares, transitó en la Contraloría hasta llegar a ser su principal. Los hilos del poder del dinero se encuentran y hoy la Asamblea Nacional dilata su enjuiciamiento, mientras el ágil Pablo Celi despacha y presiona desde la cárcel 4.