Por Ramiro Vinueza

Este 4 enero 2021, en la ciudad de Quito se realizó el encuentro de gestores y artistas populares, con Yaku Pérez, candidato a la Presidencia de la Republica, que fue convocado por la Unión de Artistas Populares del Ecuador, el Centro Cultural Quiteño Libre, FAP de Guayas y otros colectivos y personalidades del arte y la escritura.

Alberto Carcelén, presidente de la UNAPE, puso en contexto el evento, realizó un breve recuento de la trayectoria de la organización artística, ubicó sus antecedentes en el legado varios de los grupos artísticos que marcaron con sus irreverentes y revolucionarias propuestas la vida cultural del país como los Tzántzicos, el Movimiento Noviembre 15, el Centro de Arte Nacional, entre otros. Y afirmó que los artistas agrupados en Unión de Artistas Populares del Ecuador UNAPE, reconocemos a nuestro país como PLURINACIONAL, PLURICULTURAL Y MULTIETNICO, en correspondencia con esta rica diversidad, nuestra posición es promover y lucha por el  “arte popular, pluricultural y  emancipador” que  en esencia plantea que no sólo existe una nación ecuatoriana mestiza, sino 14 nacionalidades indígenas, 18 pueblos y  el  pueblo  negro, los cuales – pese a las diferencias étnicas, culturales, de idioma, de costumbres-  y otros aspectos, nos une un factor común: somos explotados por  el sistema capitalista, entonces es el  enemigo común a quien enfrentar y vencer.

En  el capitalismo nunca  se  alcanzará  la verdadera interculturalidad, porque la burguesía como clase dominante, impondrá sus concepciones e ideas dominantes, por esa razón planteamos que el arte popular debe ser un arte emancipador, un arte que sea una herramienta para conmover y elevar la conciencia, para construir y empinar los sentidos de libertad, solidaridad, de justicia, que contribuya a que nuestros pueblos enrumben sus energías en la  transformación  social,  la  liberación  social  y nacional,   que   impida   que   nuestro   territorio   siga   siendo   saqueado   por   la   empresas transnacionales imperialistas, que envenenan nuestros ríos y matan a los pueblos.

Por su parte, Emerson Hidalgo, artista plástico y  pedagogo en artes, miembro de la UNAPE,  fustigó la labor del ministerio de Cultura y de sus ministros, recurrió a documentos de la Contraloría para mostrar que no solamente de despilfarraba recursos económicos, sino que además los funcionarios no reunían los perfiles requeridos. Es necesario, señaló, la elaboración de unanueva Ley de Culturas. Esto significa reformar  la atrasada y burocrática Ley de Cultura aprobada por el correísmo, por una nueva  “Ley de Culturas” en correspondencia a la realidad multicultural del país,  donde se garanticen los derechos culturales de los pueblos que constan en la Constitución, que dote de una estructura democrática y participativa al Sistema Nacional de Culturas, que garantice el derecho al uso de los espacios públicos, entre otros aspectos.

Jessica Basantes, artista guayaquileña, directiva de la UNAPE, propuso, entre otros aspectos, abrir  los  corredores  artísticos  culturales,  en  un  acuerdo  con  instituciones  del Estado,  los  artistas y  la  comunidad  para  desarrollar  caravanas  con  diversas  manifestaciones artísticas  con  fines  educativos,  recreativos  y  terapéuticos.  Estableció algunos ejemplos de la experiencia  de los artistas en diversas partes del país realizados antes y durante la pandemia como el “El  arte  va  a  las  calles” en Guayaquil  “Arte  y  sol  en  El  Ejido del   Centro  de  Arte  Nacional en  Quito;  Festival  Afro  montubio, Calceta. Planteó además la necesidad que el estado financie la seguridad social de los artistas y como medidas urgentes  la  entrega  del  bono  humanitario  para  trabajadores  de  la cultura.

Jackson Aroyo, representante de los artsitas de Esmeraldas, se refirió a las diferencias que existe en los territorios y a la discrimancion de los que son objeto los pueblos y los artsitas.

José Díaz, de los colectivos juveniles artísticos, reivindicó la necesidad de respetar a libertad de expresión artística, de los espacios públicos, que los recursos para el arte y la cultura debe democratizarse y que se combata la corrupción.

Los artistas señalaron su confianza en que Yaku gane las elecciones y que en realidad sea un gobierno nuevo y bueno al servicio de los pueblos del Ecuador

Yaku Pérez, saludó el acto y recogió varios de los planteamientos expuestos. En su intervención se refirió a lo milenario de nuestras culturas, a sus riqueza y legado, hizo un interesante recorrido por la más antiguas del Ecuador como la cultura Inga, e hizo referencia a otras, afirmó que efectivamente no hay una sola cultura que hay varias y que deben ser consideradas, se refirió también a que hay una cultura que oprime a los pueblos y otra que es emergente que busca liberarse.

Afirmó que desde su gobierno atenderá las necesidades de los artistas y promoverá la educación en artes para para que los niños tengan un desarrollo integral como seres humanos.