Redacción Opción.

Las nuevas medidas anunciadas por el gobierno Lenin Moreno, como la privatización de las empresas estatales CNT, CNEL, CELEC, la elevación del precio del gas, el despido de alrededor de cuatro mil trabajadores de las empresas estatales, la reducción en la construcción de 100 mil viviendas para sectores populares, reafirman el camino neoliberal que impulsa el actual régimen y la entrega del manejo del país a los dictados del Fondo Monetario Internacional, con el cual hace acuerdos a fin de conseguir nueva deuda por alrededor de 8 mil millones de dólares.

Las organizaciones sociales del país, el FUT, la CONAIE, el Frente Popular, personalidades democráticas y patriotas y las organizaciones políticas de izquierda han rechazado estas medidas porque afectan las ya deterioradas condiciones de vidas que sufre el pueblo ecuatoriano y minan la soberanía del Ecuador.

Frente a esta política, el Frente Unitario de los Trabajadores, realizó una gran movilización en todo el país el pasado 30 de enero, con la consigna “contra las privatizaciones y la corrupción” a estas acciones se han sumado otras por parte de loa trabajadores de las empresas públicas amenazadas con la privatización y los despidos.

Los ecuatorianos sabemos por experiencia propia que los acuerdos firmados por los gobiernos de turno con el FMI durante 25 años, llamados “Cartas de Intención con el FMI”, significó un mayor empobrecimiento de la población, el recorte presupuestario en el área social, incremento de los precios de los combustibles, privatizaciones, despidos de trabajadores, señaló Geovanni Atarihuana, director de Unidad Popular, y añadió. Hay que tener en cuenta que las recetas del FMI, en el caso de Argentina están profundizando la crisis, por ello repudiamos ese acuerdo y vamos a ir junto al FUT y la Conaie a las movilizaciones para oponernos a la política neoliberal que impulsa el régimen.

Incrementar la deuda externa traerá más pobreza para el pueblo, menos obras, deterioro y desaparición de los servicios públicos, como salud y educación, seguridad social. La deuda pública por cada ecuatoriano en el 2010 fue de 538 dólares, ahora en el 2019, es de 3 582 dólares. Esto significa 9 meses de trabajo de un ecuatoriano que gana el salario básico unificado

El régimen de Moreno, sigue el camino trazado por Rafael Correa, quien reestableció las relaciones y busco acuerdos con el FMI, planteó en el año 2016 un Plan de Ajuste, que incluía, privatizaciones de las empresas estatales, planteado para enfrentar la crisis económica, con ese plan se procedió a las desinversiones en obra pública, a la apertura a los capitales privados. El plan privatizador y neoliberal de Moreno, es antipopular y antinacional.

¡Privatizaciones No ¡  Consulta Popular

En un comunicado del Frente Popular, se señala que “El gobierno no tiene derecho alguno para privatizar las empresas estatales, aunque lo haga bajo el membrete de `concesiones`. Por ello, las organizaciones del Frente Popular exigimos la convocatoria a CONSULTA POPULAR, para que el pueblo decida con su voto si se permite o no la privatización de las empresas”.

“Para frenar las privatizaciones, los despidos y los impuestos es necesaria la unidad de los trabajadores, la juventud y el pueblo. La lucha contra la política antipopular del gobierno debe continuar, si el gobierno no escucha las exigencias populares, la respuesta justa es el PARO NACIONAL DEL PUEBLO”, añade el comunicado.

Nelson Erazo, presidente de esta organización señaló que están en reuniones, el FUT, la CONAIE, el Frente Popular, la FEUNASCC, organizaciones sindicales de los trabajadores estatales, entre otras, para retomar el colectivo de dirección de las organizaciones sociales y trazan estrategias para enfrentar esta política.