Redacción Opción

El miércoles de 16 de septiembre en Quito, Guayaquil, Machala, Ibarra, Santo Domingo de los Tsáchilas, Puyo, Tena, Riobamba, Babahoyo, Tulcán, Esmeraldas, Portoviejo, Manta, Cuenca, Ambato, Latacunga, Zamora y más ciudades del país , se sumaron miles de trabajadores , maestros, estudiantes, pequeño comerciantes, empleados públicos, hombres y mujeres del pueblo se manifestaron por el derecho al trabajo, en contra de los miles de despidos, por salarios dignos,  por el derecho a la educación, cuyo presupuesto ha sido rebajado y destinado al pago de la deuda externa, por el derecho a la salud.

La convocatoria realizada por el Frente Unitario de los Trabajadores FUT, el Frente Popular, la UNE, la FEUE y FESE y demás organizaciones populares tuvo una importante respuesta en  todo el país. Sus dirigentes han denunciado y rechazado la política neoliberal que empuja el gobierno de Lenin Moreno que en plena pandemia pago la deuda externa, para lo cual redujo los salarios a los trabajadores del sector público, del magisterio, cerca de 700 mil despidos, disminuyeron las horas de trabajo y los salarios, liberalizaron el precio de los combustibles   , es decir los precios suben mensualmente del galón de la gasolina extra, súper y el diésel.

La renegociación de la deuda externa y la firma de una nueva carta incluiría la elevación del IVA del 12 al 15%, y se preparan las condiciones para la privatización de varias empresas del Estado que tiene importantes rentas como el Banco del Pacífico, CNT, Sopladora, la Refinería de Esmeraldas, la Libertad ya están en camino, entre otros.

 Un día antes, los médicos posgradistas se movilizaron en las principales ciudades del país reclamando sus derechos recibieron del gobierno una violenta respuesta con gases,  golpes y apresamiento de varios médicos hoy sometidos a procesos judiciales. Estos médicos que han trabajado extenuantemente durante estos meses de pandemia, que tuvieron que enfrentar su dura tarea sin los implementos de bioseguridad, también han tenido que hacerlo sin contar sus salarios a los que tenían derecho.

El estado de excepción terminó el domingo 13 de septiembre, este se declaró en marzo para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Ahora el gobierno impulsa la Campaña ¨Yo me cuido¨, entregando la responsabilidad del cuidado a cada persona. Nada nuevo porque el gobierno poco ha hecho para enfrentar la pandemia, siempre el pueblo estuvo a su suerte. El manejo de la crisis sanitaria es irresponsable y fatal para la miles de familias que han visto morir a uno de los suyos. 35 mil muertos se suman desde el mes abril (muertes por encima de los normal). El gobierno que ha falseado cifras sin ningún escrúpulo seguirá acusando a la gente del rebrote en los contagios que varios científicos prevén vendrá en la próximas semanas.

En toda la jornada el sentimiento de continuar con la lucha se hizo presente.