Por Frente Unitario de los Trabajadores FUT

¿Cuál fue el estudio técnico, para congelar el salario básico unificado, cuando ni siquiera funcionaron las comisiones sectoriales durante todo el año? Eso no se le dice al pueblo.

Mantener el salario es una burla para el país y la ratificación de un gobierno, que violenta los derechos humanos, donde una vez más, prevalecen los intereses de los grandes grupos empresariales, sobre las necesidades de las y los trabajadores y el pueblo.

Esta es la «Reactivación económica» a la que se refiere el gobierno, con reducción de salarios, desempleo, precarización laboral y aumento de la pobreza.

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, que continúa con el fracasado modelo económico del ex-Ministro Martínez, ya lo había anunciado, el Salario Básico Unificado del próximo año no debería incrementarse «por la crisis económica y sanitaria que vive el país»; sin considerar que todas y todos conocemos que la realidad que vivimos es por la falta de un plan económico de gobierno, y la pandemia lo único que hizo es desnudar la situación que ya vivíamos en los últimos años.

Decir que habrá “compensaciones” que, dicho sea de paso, será pagado con dinero del pueblo, para subsidiar a los empresarios que debían aumentar el salario, no resuelve la pobreza y la falta de empleo. Los 60 dólares, por una sola vez, a quienes ganen el salario básico unificado, es el equivalente a 0.16 ctvs la hora de trabajo, que ni siquiera suma los beneficios económicos que les corresponde a las y los trabajadores por ley, como: décimos, liquidaciones. etc.

Un bono de 100 dólares a las personas que perdieron su empleo, ¿bajo qué parámetros se destinará este valor?, ya que, mientras el Ministro de Trabajo indica que son 200 mil los desempleados, todos sabemos que son más de UN MILLÓN.

El pueblo no está pidiendo limosna, ni bonos; exigimos estabilidad laboral con salarlos justos y que se gobierne para los 17 millones de ecuatorianas y ecuatorianos; no para el puñado que componen los grandes grupos de poder.

El FUT, con las organizaciones sindicales que lo conforman, desde hace varios años hemos exigido que se cumpla con la normativa constitucional del salario digno, mismo que sería equivalente con la canasta básica, que en la actualidad está en 710.74 dólares (octubre 2020). Sólo los tecnócratas tratan de vender la idea de que, por esta vez, el ingreso de las familias ecuatorianas es 36 dólares, más que la canasta. Las familias son el testimonio de las dramáticas condiciones que viven en estos meses.

Este tipo de medidas demuestran como el gobierno es capaz de sacrificar los intereses de las clases populares, incluso en épocas de crisis sanitaria, donde los pueblos requieren contar con recursos para acceder a la salud y comida.

Con estos antecedentes, el FUT planteará la inconstitucionalidad del congelamiento salarial, presentará una queja ante la OIT y continuará con jornadas de resistencia en enero de 2021. Por ello, ratificamos nuestro llamado a la UNIDAD, para luchar en defensa del empleo, salarios dignos, no al recorte del presupuesto a la educación y salud, no a la privatización de las áreas estratégicas. Lucharemos frontalmente contra la corrupción y en defensa del IESS-BIES.

¡A conquistar nuestros salarios dignos!

Frente Unitario de Trabajadores del Ecuador: UGTE, CEOLS, CEDOCUT, FETMYP, UNE, FENOGOPRE