Por Kléver Calle Heras, comunicador / Arturo Quizhpe Peralta, pediatra

Hey, las pandemias no se diseminan caóticamente. «Los microbios se expanden y difunden selectivamente para explorar nichos ecológicos que los seres humanos han creado», advierte Frank M. Snowden, profesor de historia de la medicina de la Universidad de Yale. En otros términos, si nos fijamos bien, desde que emergen, las pandemias van develando las sociedades que tenemos, con sus valores y contravalores, grandezas y miserias, fortalezas y debilidades.

Pero asimismo las pandemias han cambiado el rumbo de la historia, por sus colosales repercusiones económicas, políticas y sociales, así como por las consecuencias sobre las relaciones personales entre los seres humanos, y entre los seres humanos y su entorno.

Mirémonos en el espejo de la pandemia actual y preguntémonos si el mundo de codicia, competencia, inequidades, devastación y egoísmo que nos rodea es la herencia que queremos dejarles a nuestros hijos e hijas. Porque, si las pandemias cambian el rumbo de la historia, esta es nuestra oportunidad para enrumbarnos hacia un hogar planetario saludable para todas las formas de vida: seres humanos, animales, plantas, bacterias y virus.

#AbracémonosConElCorazón