Redacción Opción

La lucha del Magisterio, encabezada por la Unión Nacional de Educadores, UNE, lleva una semana de huelga de hambre. Esta se inició el 12 de julio en las ciudades Cuenca, Portoviejo, Quito y Guayaquil. Durante esta primera semana, la huelga fue rodeada de varias acciones de movilización, cacerolazos, marchas de antorchas, asambleas y otras acciones de la comunidad educativa y ha sumado el respaldo de miles de maestras y maestros  y la solidaridad de las principales organizaciones sociales, CONAIE, FUT, FRENTE POPULAR, organizaciones de artistas como la UNAPE, de defensores de derechos humanos y de más de 80 organizaciones nacionales y 70 internacionales.

Éste día lunes 19 de julio, en las ciudades de Latacunga, Santo Domingo de los Tsáchilas e Ibarra, los maestros de la UNE, instalaron tres sitios de huelga de hambre, como demostración de la decisión y dignidad del magisterio que históricamente ha luchado por una educación pública y de calidad para el país.

 “La Unión Nacional de Educadores ratifica su decisión adoptada de desarrollar una huelga de hambre para defender del 6% del Producto Interno Bruto – PIB- destinado a educación  sin violencia, un nuevo bachillerato; educación inclusiva fortalecida con el nuevo modelo del departamento consejería educativa (DECE); equiparación salarial para poner fin a la discriminación del magisterio, lo que corresponde a la justeza de la labor docente; reintegro de los profesores desvinculados y destituidos; plan de reintegro de los miles de niños y niñas que en el contexto de la pandemia han abandonado la escuela. Estos y otros elementos forman parte del Proyecto de Reforma a la LOEI suspendida por la Corte Constitucional” señala en  un comunicado de la UNE.

En el mismo comunicado se da cuenta que el magisterio y la UNE, recibieron el respaldo de la Defensora del Pueblo, Zaida Rovira; quién presentó un Amicus Curiae, en defensa de la plena vigencia de la LOEI porque es una ley que dota de derechos al sistema educativo. Además señalan que “la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, expresó su disconformidad frente al pronunciamiento del secretario Jurídico de la Presidencia República, quien señaló en la audiencia pública del 28 y 29 de junio, que el Gobierno no acataría la LOEI si esta es aprobada; mientras la presidenta de la Asamblea Nacional Guadalupe Llori, ratifica desde sus funciones, la constitucionalidad de la LOEI y demanda la instalación de una mesa de diálogo entre Asamblea, Gobierno y UNE en procura de defender la educación. Estas acciones y pronunciamientos reflejan la razón de nuestra lucha”.

Demandan a la Corte Constitucional, dar celeridad a la resolución, garantizando los preceptos constitucionales en educación, en sus manos está la vida de 32 huelguistas. La sociedad ecuatoriana, madres, padres de familia, estudiantes y docentes, demandamos la vigencia de la Ley para desarrollar cambios en nuestro sistema educativo y el desarrollo de plenos derechos.

“Nuestra lucha no es por privilegios, es en defensa de una educación pública de calidad, señala el comunicado a la vez que agradecen la solidaridad expresada por el pueblo ecuatoriano.