Redacción Opción

A nombre de la pandemia quieren ocultar el galopante neoliberalismo y cercenan derechos de miles de estudiantes y profesores quienes son víctimas del recorte presupuestario ordenado por Ministerio de Finanzas.

La disminución presupuestaria no solamente afecta a educación superior sino también a la Educación Inicial, Educación General Básica y Bachillerato el Ministerio de Educación como consta en el memorándum Nro. MINEDUC-DNTH-2020-01956-M en la que se confirma el inconstitucional recorte al presupuesto a la educación “El Ministerio de Economía y Finanzas ante la situación fiscal que atraviesa el país realizó una reducción del presupuesto asignado a esta Cartera de Estado” por lo que al momento han sido suspendidos los siguientes programas SAFPI, Alfabetización y Post alfabetización; afectando a más 165.920 estudiantes de los cuales 19.344 pertenecen a la primera infancia.

Este recorte violenta los intereses superiores del niño y adolescentes como son sus estudios; a esto se suma el presupuesto de las partidas de los docentes que se jubilaron, renunciaron o fallecieron mismas que no son ofertadas en la plataforma educa empleo, dejando en la desocupación alrededor de 6000 docentes estos actos violentan de manera descarada los derechos a la educación, al trabajo y a la vida consagrados en la Constitución de la República.

La falta de inversión del 6% del PIB a educación deja fuera a más de 2’500.000 estudiantes sin este derecho y ahora le dan otra estocada recortando ilegalmente el presupuesto.

La prioridad en estos momentos son salud, alimentación, trabajo y educación pero vemos que poco le importa a este gobierno indolente, que prefiere beneficiar a los tenedores de los bonos de la deuda.

 Señala un comunicado dela UNE hecho público el día de ayer.