Redacción Opción / Mundo

En España y particularmente en Madrid el rebrote de contagios del coronavirus ha obligado a confinar a una buena parte de la población,  lo que ha generado descontento y rechazo por ls consecuencias económicas, sociales y psicológicas que genera.

La acción que se prepara para el 30 de octubre reivindica que haya  servicios públicos de calidad, gratuitos y universales para todas las personas y exige que en esta nueva crisis no recaiga en las más desfavorecidas de la sociedad.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha realizado un llamamiento  a la participación reivindicativa de todos los trabajadores y trabajadoras, en la Comunidad de Madrid, contra la desigualdad económica, exigiendo que se tomen medidas urgentes que palien la crisis económica, que se realice unas medidas justas y no segregadoras que protejan realmente a toda la población, especialmente a la más vulnerable.

La organización sindical señala que el colapso del sistema sanitario no ha tenido una respuesta adecuada por parte de las Administraciones, que han dado preferencia durante la pandemia a razones de tipo económico por encima de la vida de la gente, especialmente por encima de la más pobre.

De igual manera, en los centros educativos también se ha seguido la lógica del dinero y no la de las necesidades legítimas de las personas, tanto para el alumnado como para el profesorado y resto de personal que trabaja en los centros educativos públicos, donde faltan  medios humanos y materiales en los centros públicos, porque pese a los esfuerzos de los profesionales no pueden garantizar las medidas mínimas de seguridad frente al Covid-19 en las aulas.

Otro aspecto de las demandas tiene que ver con el transporte público como servicio imprescindible para la vida. La gestión de este servicio es otro de los asuntos donde se ha evidenciado la pésima gestión que afecta directamente a la salud de las personas trabajadoras. La falta de medios incide de manera directa e inequívoca en la propagación del coronavirus. CGT denuncia autobuses y metros saturados durante meses, sobre todo en los de mayor impacto de la pandemia, donde la gente se ha visto y se sigue viendo obligada a desplazarse hacinada a sus centros y lugares de trabajo.

Del mismo modo no se ha dado una respuesta adecuada a quienes no tienen trabajo y no pueden generar unos ingresos para poder subsistir, ni a las familias a las que siguen desahuciando, que en definitiva no dejan de ser las más desfavorecidas de la sociedad. En este sentido, CGT ha indicado que se hace imprescindible la apertura y atención directa de todos los Servicios Sociales para lograr un modelo social diferente, que no deje a nadie en la cuneta, que respete el medio ambiente y la igualdad efectiva entre personas, que respete las libertades y que garantice a todas unos servicios públicos de calidad, gratuitos y universales, porque ante todo deben primar la salud y la vida de las personas.

CGT, índicó que ha iniciado los trámites legales para la convocatoria de Huelga General en Madrid el próximo 30 de octubre

Fuente: Gacetin de Madrid