Redacción Opción

Los militantes de la Juventud Revolucionaria del Ecuador denunciaron la mañana de este día 14 septiembre que su página oficial ha sido cerrada, catalogando esta acción como el intento de acallar la voz de la juventud ecuatoriana que de manera permanente y frontal han denunciado a los gobiernos neoliberales y autoritarios.

Entre las páginas de organizaciones sociales y políticas de izquierda, la página de la JRE tenía un alto número de seguidores y activistas en todo el país. Efectivamente, la JRE ha tenido una comunicación permanente y oportuna sobre los principales acontecimientos que suceden en el país, en el ámbito educativo, económico, político, social y cultural, en los diferentes formatos esta organización política juvenil ha criticado las políticas del actual gobierno que agravan la situación de pobreza de la población, han demandado que se cumpla con los ofrecimientos de campaña, de permitir el libre ingreso  a las universidades, así como la aplicación de LOEI, se han opuesto al alza de los combustibles y han cuestionado abiertamente los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional.

“Cierran nuestras páginas por desenmascarar al sistema y enfrentar gobiernos neoliberales… Nuestra lucha, nuestro reclamo y denuncias que hacemos en las redes sociales es justa sobre todo para que cumpla con las ofertas que hizo en la campaña. El pueblo tiene hambre y quiere trabajar, entrar a las universidades, el gobierno no ha solucionado ninguno de esos problemas que existe en el país. Al contrario ha encarecido la vida, vemos que aumenta la pobreza por falta de oportunidades” señala un comunicado de la JRE que finaliza diciendo ¡no nos callarán¡ Seguimos en la calles y en las redes ¡Síguenos¡

Esta es una acción deliberada que viola el derecho a la libre expresión, el derecho a la participación y otros derechos y libertades democráticas que constan en la Constitución e instrumentos internacionales firmados por el Ecuador.

Desde nuestro medio de comunicación expresamos nuestra solidaridad a los miembros de la JRE a sus seguidores y activistas, demandamos de los poderes públicos cumplir con su obligación de garantizar los derechos humanos, la libertad de  expresión y participación. Llamamos a las organizaciones sociales, indígenas, sindicales y a los medios de comunicaciones populares y alternativos estar atentos para defender nuestros derechos.