Redacción Opción

La mañana este 25 de diciembre, día de Navidad, los trabajadores de la fábrica Explocen que se encuentran en huelga desde hace 5 meses reclamando sus derechos laborales como la estabilidad, salarios justos, fueron objeto de una brutal e ilegal incursión de la Policía Nacional, intentando un desalojo, para lo cual usó bombas lacrimógenas, balas de goma y usando toletes golpearon a las personas, provocando heridas a varios trabajadores y hubo un dirigente detenido.

En días pasados los trabajadores y su dirigencia sindical logaron llegar a algunos acuerdos con el gobierno que significaba la firma de un acuerdo colectivo, respeto a la estabilidad laboral y que se paguen los salarios. Sin embargo, la empresa no quiere reconocer lo acordado y junto al Ministerio de Trabajo y pretenden nuevamente burlarse de los derechos laborales y usar la violencia para para amedrentar a los trabajadores.

Durante la pandemia, la empresa despidió ilegalmente y arbitrariamente despidió a trabajadores con mas de 20 años de trabajo. El 13 de julio de 2020 el Comité de Empresa declaró huelga, sustentado en el articulo 497.2 del Código de Trabajo.

Los derechos a libertad sindical, a la libertad de asociación, a libertad sindical, de negociación colectiva son considerados por la OIT como derechos fundamentales. Varias organizaciones sociales de derechos humanos se pronunciaron inmediatamente ante el abuso del gobierno de Lenin Moreno. Nelson Erazo, presidente del Frente Popular señalo que se vuelve a usar en viejo método correista de usar la violencia para someter a quienes legítimamente protestan. José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador, UGTE, y vicepresidente del FUT, condenó la acción cobarde y violenta del gobierno que usa este recurso vez de resolver los problemas. Villavicencio se solidarizó con los trabajadores y sus familiares y demandó que las autoridades asuman las responsabilidades y sancionados por estos hechos.