Por Ramiro Vinueza

En 1922 la situación económica del Ecuador entra en crisis, la explotación y pobreza crecen, la lucha social estalla, los sindicatos de obreros de Guayaquil deciden ir uno tras otro, a la huelga. Alfredo Baldeón, un joven panadero encabeza la lucha de los panaderos. El 15 de noviembre salen a la calle como miles de trabajadores. El gobierno ordena reprimir las manifestaciones y el ejército dispara contra la multitud de obreros, mujeres y niños. Tras combatir heroicamente, muere.

Alfredo Baldeón, es uno de los personajes de la novela de “Las cruces sobre el agua” de Joaquín Gallegos Lara el heroísmo de los miles de trabajadores que lucharon y continúan luchando.

Elegía a Alfredo Baldeón

Letra: Rafale Larrea I. Música: Agustín Ramón San Martín

Danzante- Trote.*

 

“Noviembre grita en la memoria

al pueblo muerto en la batalla

del litoral.

Envolvió el río entre sus alas

 los cuerpos de los combatientes del 22.

Se incendió, rojo el sol,

 y nació,

a la historia nació

 la clase que va

 rompiendo cadenas en el Ecuador.

El muerto fue un panadero

Trabajador, fiel compañero

que arrebató el fusil criminal

y luchó, por su vida luchó

 y por todo el pueblo

 Alfredo Baldeón.

Lanzó con saña de verdugo

el capital acobardado

 la represión,

pero en las calles, combatiente,

buscaba el pueblo el pueblo esperanzado

 la revolución.

Y Baldeón, el obrero

 tierno y fuerte,

se reía ante la muerte,

con el puño levantado

tomó el reto y a su lado

llamó con su ejemplo, a combatir.

Sigue la lucha, compañero,

heroica tiñe nuestra era de volcán.

Sólo habrá paz cuando en tu tierra

la clase obrera logre el socialismo

conquistar.

Y tu voz, vivirá,

nuestra y mundial,

por siempre vibrante,

Alfredo Baldeón

*Elegia a Alfredo Baldeón, es una de la piezas musicales de la Cantata al 15 de noviembre de 1922