Gustavo Báez Tobar: su vocación por la educación y la cultura

Periódico Opción
Periódico Opción
14 Minutos de lectura
 - Periódico Opción
#image_title

Redacción Opción Cultura

Breves notas biográficas

LUIS MARÍA GUSTAVO BÁEZ TOBAR, nació en Atuntaqui, el 25 de febrero de 1935. Sus padres: Carlos Báez Ávila y Blanca Luzmila Tobar Castro. Estudió en la Escuela Particular “José Ricardo Vásquez”. Colegio Nacional” Abelardo Moncayo” de su tierra natal, y Colegio Normal “Juan Montalvo” de Quito, en donde se graduó de Bachiller en Ciencias de la Educación,1955. Estudió Lengua y Literatura, tres años, en la Universidad Técnica Particular de Loja.

Ha desempeñado los siguientes cargos: Profesor de la escuela rural “José Joaquín Olmedo” de San Roque, cantón Antonio Ante, finales de 1955; escuela “24 de Mayo” de Atuntaqui, hasta 1963, desde octubre de ese año para a prestar sus servicios en el Colegio Técnico Nacional “Luis Ulpiano de la Torre” de Cotacachi, en calidad de Profesor-Secretario, Vicerrector, y luego Rector, en un lapso total de 31 años, hasta 1994, año en el que se acogió a la jubilación. En ese Plantel, le cupo el honor de haberle transformado de Colegio a Instituto Superior de Música, atendiendo a la vocación intrínseca de Cotacachi, como pueblo amante del arte de Orfeo. Se debe anotar que, en 1979, fue becado por la OEA, para estudiar Planificación de Educación Musical en el INTEM, Instituto Técnico de Educación Musical, adscrito a la Universidad de Chile.

Desde 1994 pasó a prestar sus servicios en el colegio particular “Santa Juana de Chantal” de Otavalo, en donde también fue Vicerrector por dos años, hasta el 2009; en este año se retiró del ejercicio profesional.  Se debe mencionar que fue facilitador del taller de Creatividad Literaria, en la PUCE-I.

Desde 1985, es miembro de número de la Casa de la Cultura,” Benjamín Carrión”, núcleo de Imbabura, con cuyo auspicio ha publicado los siguientes textos en prosa: “Jorge Renán Salazar, cantor del pueblo y sus lejanías” ( de carácter biográfico), “A Rafael Arias Michelena y pinceladas al atardecer” (crítica literaria), ”Atuntaqui, perfiles y recuerdos”, “Espacios para la ternura”, micro narraciones. En verso ha escrito: “El tiempo y sus bemoles”, “Huellas sonora” y “Aproximaciones, antología poética”, 2022. Asiduo colaborador de la Revista anual de la Casa de la Cultura y del periódico “Letras de Imbabura”; ha escrito para otras revistas y periódicos de la provincia y del país: como EL Comercio, La Verdad, Diario del Norte, y actual colaborador del periódico digital Opción de Quito.

Ha sido miembro fundador y presidente del Club Social y Cultural “Atalaya” y Deportivo Sívori” de Atuntaqui.  Miembro del “Centro Cultural Cotacachi” y “Fundación Raíces”; actual vicepresidente del “Centro Cultural Antonio Ante”.

Por su hacer educativo y cultural ha recibido varios reconocimientos como la medalla “Pilanquí” de la Casa de la Cultura, condecoraciones del Concejo Municipal de Cotacachi y de Antonio Ante, del GAD Provincial de Imbabura, entre otros.

Aportes a la educación y la cultura

Gustavo Báez Tobar, es reconocido por su brillante trayectoria en el magisterio; por la acertada gestión transformadora del Colegio Luis Ulpiano de la Torre en el Bachillerato en Música y en el Instituto Superior de Música; por la prolífica obra literaria y por su presencia suscitadora de múltiples manifestaciones culturales en la provincia de Imbabura.

En el campo de la lengua y la literatura: escribió y escribe poesía, relato, crónica cultural, semblanzas y micro biografías de personalidades del ámbito educativo y artístico; espacio en el que Gustavo Báez se labró un nombre y un sitial destacado. Son bien conocidas las semblanzas de personalidades que honraron la cátedra, la literatura, la música, las artes plásticas… Estas contribuciones han sido publicadas por el Núcleo de Imbabura de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y por otros medios locales y nacionales.

“Aproximaciones” un ramillete de bellos poemas

El año pasado, 2022, Gustavo Báez publicó el libro: “Aproximaciones, antología poética” una selección de sus mejores poemas. Con la modestia que le caracteriza expresa en la presentación de la Antología: “Con muchísimo esfuerzo he pretendido asomarme a los misterios sacrosantos de la poesía… No pretendo llamarme poeta, porque nunca he sido, apenas un aficionado que con pasión ha cultivado el verso”. Su obra poética “Aproximaciones, antología poética” ha sido analizada por destacados intelectuales, desde diferentes perspectivas estéticas y estilísticas.  Jorge Báez Andrade, en su elegante estudio: El fragor de la poesía, expresa: “Gustavo Báez Tobar poeta de noble linaje… vino trayendo un regalo para la vista y una fascinación para el lector: su última obra poética Aproximaciones. Un mensaje de ensueño que invita a disfrutar de las palabras que el autor en su crisol de conmovedora simplicidad las va transformando en poesía telúrica que resuma belleza por las verdes campiñas del colosal Imbabura”…Gustavo Báez ha hecho de su oficio de poeta una fuerza de intención, gracias al conjunto de cualidades que caracterizan a este paradigmático de las letras, porque su fuente inspiración se encuentra en el interior de su alma inefable… Su palabra es limpia como el azul del cielo de Imbabura o el celeste cristal de sus lagos”.

Libertad Regalado percibe la sensibilidad y la inspiración de la poesía; con pleno conocimiento de la trayectoria del poeta, afirma: “Aproximaciones…, es la colección de poemas que el autor considera más representativos y emblemáticos. Son esos poemas que van dejando huella por las emociones que dispararon su inspiración”…Gustavo Báez lleva varias décadas en este oficio. En su etapa otoñal nos brinda nuevos poemas. Son poemas para tejer sueños, amar y respetar más a la tierra que nos acogió en sus brazos”. Además, destaca el infatigable trabajo del escritor y poeta cuando afirma: “Gustavo creó “Amigos del verso y la poesía” un espacio en su página de Facebook donde regala sus inspiraciones, muchos podemos disfrutar su obra poética”.

 - Periódico Opción
Portada del libro Aproximaciones, de Gustavo Báez Tobar

Carlos Espinosa Arévalo, relieva la estética y la trascendencia de la poesía, en la que -según su ilustrado criterio- se puede divisar una perspectiva filosófica: “Aproximaciones es un trabajo simplemente maravilloso.  A través de su magnífica y mágica pluma, nos ofrece un banquete exquisito para nutrir nuestras almas ávidas de emociones y saberes. Embellece las cosas con el encanto de su poesía dotándole de expresión rítmica…En Aproximaciones hay una hermosa “gavilla” de poemas que por su contenido especial y su métrica han ascendido al nivel del pentagrama musical” de la provincia de los lagos. Aproximaciones como antología poética cumple a satisfacción por su forma y contenido, pero como mensaje, se trata de una ontología poética”. Por todo esto, concluye Carlos Espinosa Arévalo: Gustavo Báez Tobar es el poeta que alimenta y cura el alma, es el poeta necesario, que vale oro, que hay que cuidarlo, es el poeta imprescindible; que se lo valore cuando está con nosotros.

Desde hace varios años su obra literaria fue conocida en la provincia de Imbabura; ahora es conocida en todo el país y en el exterior a través de las plataformas digitales en las que tiene muchos seguidores.

Incursión en el periodismo de opinión y cultural

Gustavo Báez, ha incursionado con éxito en el periodismo de opinión y en el periodismo cultural. Por varios años escribió en la página editorial del periódico La Verdad y del Diario del Norte, de Ibarra.

Desde hace cinco años viene escribiendo en la sección de Cultura del periódico digital Opción, donde ha publicado numerosos artículos en todos los cuales lucen su dominio temático y su elegante prosa. Cabe mencionar los análisis de importantes obras como: “García Moreno, el santo del patíbulo”, de Benjamín Carrión; “El largo camino de la libertad”, de Nelson Mandela; “Simón Bolívar, pensamiento político”, de Santiago Vallejo.

La vida del Profesor Gustavo Báez Tobar ha sido y es trascendente, ha dejado huella en su larga trayectoria en la educación y la cultura. El periódico Opción se congratula por tenerle entre sus más distinguidos colaboradores.

A continuación, añadimos un breve diálogo con Gustavo:

Usted tuvo la oportunidad de estudiar Planificación de la Educación Musical en Santiago de Chile el año 1979.  ¿Cuánto le sirvieron los nuevos conocimientos de planeamiento curricular en la reestructuración del Colegio Luis U. de la Torre? ¿Cuán importante y trascendente fue la creación del Instituto Superior de Música, ISM, en Cotacachi, “capital musical” del norte del país?

La beca en el INTEM de Santiago de Chile tuvo en mí un efecto motivador para acrecentar mi fortaleza moral y ética y cumplir el compromiso que en equipo nos habíamos planteado, ya entes de que yo fuera a Chile, dos compañeros más habían gozado de becas similares. Esto nos permitió conformar un equipo que trabajó y luchó tenazmente para que el colegio de bachillerato en música, adquiriera dos años de pos-bachillerato en Música para la enseñanza de materias técnico pedagógicas y práctica docente, y posteriormente, luego de cinco años de aplicación exitosa del formato, conseguir al fin, la categoría de Instituto Superior de Música. A la fecha, Cotacachi cuenta con la Unidad Educativa ”Luis U. de la Torre”, que gradúa bachilleres en Arte Musical, a más del bachillerato general; y, además, posee  un Instituto Tecnológico Superior de Música, que gradúa tecnólogos en Música Popular.

En su formación como profesor y como hombre de letras ¿qué autores españoles y latinoamericanos influyeron más y fueron sus referentes?

Los escritores que más influenciaron en mí fueron: Miguel de Cervantes, Gustavo Adolfo Bécquer, Antonio Machado, entre los españoles; los franceses Víctor Hugo, Alejandro Dumas, Gustav Flaubert, Julio Verne; Wiliam Shakespeare, Máximo Gorky, Fedor Dostoievski, León Tolstoi, entre otros europeos. Latinoamericanos: Amado Nervo, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Hugo Wast, (Gustavo Martínez Zuviría), Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, César Vallejo, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez.

¿Qué personajes, desde Cotacachi, cree usted, han contribuido a la cultura y las artes nacionales?

Cotacachi se precia de haber dado a la Patria personalidades que han descollado en el campo del arte: escritores, poetas, músicos, pintores…, la cultura, el sacerdocio y el pensamiento.  Segundo Luis y Alberto Moreno Andrade; Marco Tulio, Armando y Luis Hermógenes Hidrobo Cevallos; Filemón Proaño, Carlos Urcesino Proaño, Pedro Abelardo Proaño, Alejandro Proaño; Abelardo Proaño; Germán, Gilberto, Claudio, Laura y Guillermina Proaño Baroja; Cardenal Bernardino Echeverría, Padre Alberto Haro; Luis Aguirre Bolaños; Jaime Chávez Granja, Juan Morales y Eloy, Alfredo Albuja Galindo, como menciono en la obra de mi autoría: “Cotacachi arte y pensamiento”.

En el siglo pasado, por 50 años brilló la orquesta “Rumba Habana”, integrada por grandes maestros de la música y su cantante Enrique Montenegro; actualmente la orquesta “Rumba Habana, la Herencia”, con una nueva generación de músicos, casi todos graduados en el “Luis U. de la Torre”. Actuales valores -producto del Colegio de Música- han hecho época como directores de bandas y conjuntos artísticos que continúan activos y cuya producción discográfica es reconocida en el ámbito nacional e internacional.

¿Qué mensaje daría a los jóvenes?

A la juventud actual les remito mi consejo para que se adentren en la lectura de libros impresos. No hay manjar más delicioso que disfrutar de una buena lectura. Y que vayan cultivando los valores éticos, morales y cívicos.

Comparte este artículo