Por Dr. Vicente Abril  Mendoza  MSc *

La corrupción  para desgracia del pueblo está presente desde el inicio de la república y por las limitaciones del espacio; sólo voy a recordar a: Ignacio de Veintimilla, caso único en el mundo que atracó el banco  del Ecuador a la «cañona » y con Notario presente y luego  fugó a Lima; luego la venta de la bandera que da inicio a consolidar la Revolución Alfarista ; la chatarra para el equipamiento militar y la importación de las vaquillas en el velasquísmo;  en los últimos cuarenta años desde Roldós hasta Moreno,  los escandalosos negociados de las muñecas de trapo, caso recolectores de basura, flores y miel y gastos reservados; negociado de las planchas de acero y la imprenta del Ministerio de Educación; caso arroz con gorgojos,  sucretización de la deuda externa,  feriado bancario ; caso mochila escolar, chalecos de Antón, traga cheques,  préstamos a Gaston Dusag, narco valija, refinería del Aromo, repotenciación de la refinería de Esmeraldas, dineros de la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, concesión de puertos, carreteras con sobreprecios,  hidroeléctricas, ambulancias y los últimos  de lesa humanidad como el robo de los dineros en los hospitales en medio de la pandemia y los que no   enumero porque  faltarían páginas.

Todo lo descrito muestra claramente como en este país con bastos  recursos  sus pueblos se debaten en la miseria y atraso; somos mendigos gobernados por pirañas y no hago referencia  a lo que dijo Teodoro Wolf , » mendigos  sentados en saco de oro»  porque el oro se lo han robado en sacos.

Algunos para esconder los nombres y a que grupo social pertenecen los ladrones  dicen «Ecuador es uno de los países más corruptos del  mundo «, metiéndonos a todos en la misma alforja… Pero no dicen que en  este país  la sociedad está dividida en clases dominantes y clases y capas sociales pobres y medias dominadas, estas últimas mediante su trabajo generan riquezas y no la disfrutan  porque son  acaparadas por quienes prevalidos de su poder económico amasan sus fortunas y son los dueños del poder del estado.

Lo que trato de decir con esto; es que la corrupción está manejada y representada por quienes se aprovechan de la riqueza generada por los trabajadores del campo y la ciudad,  por los grandes empresaurios dueños del capital que manejan el Estado y sus instituciones a su antojo, privando al pueblo de trabajo, salarios dignos y obras básicas  y aprovechándose de contratos de obras robar con sobreprecios.

Concluyo señalando que la corrupción está en las altas esferas de poder económico  que son una minoría y están en la cúspide de la pirámide y no en la base de ella en la que estamos los obreros, campesinos, maestros,  artesanos, profesionales, pequeños y medianos empresarios  e intelectuales democráticos que tenemos la tarea de darle vuelta a la pirámide y construir una patria de paz,  trabajo y bienestar donde el sol brille para todos y la bandera tricolor nos abrace a todos por igual.

*Vocal de la Comisión Nacional Anticorrupción capítulo de Manabí.