Por Ramiro Vinueza.

Fueron tres: Patria, Minerva y Antonia Mirabal,  

Minerva  Mirabal, junto a Dulce Tejada, fueron las dos únicas mujeres que estuvieron en la fundación  del Movimiento revolucionario 14 de junio, liderado por Manolo Aurelio Tavárez Justo (compañero de Minerva). Sus otras hermanas se vincularan casi inmediatamente a la causa del movimiento.

Estaban en contra de la sanguinaria dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, que ejerció  el poder en la Republica Dominicana dese  el 23 de febrero de 1930 hasta 1961. Según los datos del Museo de la Resistencia de Santo Domingo, se exterminó al 5% de la población, un 15% fue víctima directa de torturas, secuestros, abusos sexuales, exilio forzoso, incautación de bienes y acoso; y otro 75% padeció el terror y el miedo en el que  se desenvolvía ese país.

Las hermanas Mirabal decidieron formar parte del movimiento 14 de junio, que se propuso el derrocamiento del  dictador. Dentro de esa agrupación política, eran conocidas  como “Las Mariposas”.

Durante su actividad política, fueron encarceladas, violadas, y torturadas en varias ocasiones, pero continuaron en su lucha por terminar con la dictadura.

El  25 de noviembre de 1960, las tres hermanas Mirabal y el revolucionario Rufino de la Cruz quien conducía el vehículo, fueron asesinadas por  la policía secreta de la dictadura trujillista. Ellas regresaban de visitar a sus esposos y militantes del movimiento revolucionario, Manolo Tavárez Justo, Leandro Guzmán, Y Pedro Gonzales Cruz, que estaban presos en la cárcel de Puerto Plata. La dictadura intento que pareciera un accidente e hizo titular en un medio de comunicación (casi todos a su servicio): “Tres mujeres y un chófer perecen en vuelco”, esto no funcionó y se generalizó el rechazo al régimen.  Seis meses después Trujillo fue ajusticiado, cuando regresaba la capital Santo Domingo.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró al 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor de las hermanas Mirabal, que se convirtieron en símbolo internacional de la resistencia de las mujeres contra la violencia.

Fuente: Mujeres, Huellas, Mirada y Resistencia. Autora, Virtudes Álvarez. Ediciones La Gina. 2014. Republica Dominicana.