Patricio Camacho Z.

Dos visiones diametralmente diferentes sobre el rol del trabajador en la producción se encontraron el día de ayer: gobierno de los empresarios y trabajadores agrupados en el Frente Unitario de los Trabajadores FUT, con miras a definir un proyecto de nueva ley laboral, su presidente de turno Ángel Sánchez ratificó que “estamos aquí para tratar de elaborar un solo código orgánico de trabajo que beneficie a 17 millones de ecuatorianos, no para un sector.

Al mirar la escena de éste encuentro, no podemos dejar de recordar una postal del siglo XIX; por un lado la naciente burguesía que proponía que el mejor Estado es “el que menos interviene, entre privados”  y se identifica con la posesión de los medios de producción y se relaciona con el proletariado (trabajadores), que venden su fuerza a cambio de un salario; el remanente que surge del valor que se paga vía salario al trabajador y lo que gana la burguesía, produce una acumulación de capital, denominada plus trabajo. Y esa contradicción entre el trabajo y capital, se manifiesta hoy; cuando el ejecutivo que representa los intereses de los empresarios, llámese burguesía, propone un código del trabajo paralelo, con la máscara de ayudar a los que no tienen empleo; lo de fondo es que quieren mano de obra baratísima; sin costos de indemnización, ¡¡esto es lo central !!, porque la burguesía aspira a eliminar la estabilidad laboral.

Por su parte los trabajadores organizados señalan que en octubre del 2021 presentaron un proyecto de Código Orgánico del Trabajo que reúne, entre otras iniciativas, la relación laboral de trabajadores de plataformas digitales o del teletrabajo. Con una normativa legal para generar trabajo, no condiciones de “esclavismo moderno”, Propone 430 artículos y bajar al actual Código de Trabajo que tiene 637 artículos. Además, reformas para que, haya estabilidad laboral y los empleadores tengan estabilidad jurídica. Mantener los décimos, vacaciones y las 40 horas laborables. Jornada ordinaria común: No podrá exceder de ocho horas diarias y cuarenta semanales ejecutados de forma consecutiva de lunes a viernes con descanso los sábados y domingos.

Según la propuesta del artículo 213 habrá derecho a la desconexión. La persona teletrabajadora únicamente laborará dentro del horario de la jornada ordinaria de trabajo previamente establecida en el contrato, respetando su derecho a la desconexión. Todo requerimiento que se realice por fuera de este horario tendrá un recargo sobre la remuneración percibida.

El artículo 131 plantea una jornada reducida por responsabilidades familiares. En el caso de que la trabajadora o el trabajador deba cumplir con responsabilidades familiares como cuidado de padres que no pueden valerse por sí mismos, hijos y/o hermanos con discapacidad, podrá solicitar la reducción de la jornada de trabajo o mínimos establecidas en ese código. El empleador está obligado a mantener un porcentaje de personas trabajadoras trans no inferior al uno por ciento. Donde existan menos de cien personas trabajadoras y voluntariamente se contrate como trabajadora a alguna persona trans, el empleador tendrá derecho a una deducción especial en el impuesto a la renta. El mismo derecho tendrá el empleador que supere en uno por ciento al que está obligado.

Habrá al menos ocho tipos de contrato: por obra determinada, por tarea, a destajo, eventual, ocasional, de temporada, de aprendizaje, de pasantías. Se propone el derecho a la jubilación patronal global. El jubilado tiene derecho a solicitar al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que remplace el pago mensual de la jubilación patronal por la entrega de un fondo global sobre la base de un cálculo debidamente fundamentado y practicado que cubra el cumplimiento de las pensiones mensuales y adicionales determinadas en la ley, a fin de que el mismo trabajador administre este capital por su cuenta.

Para contraponer al poder financiero y del estado, los trabajadores insistirán en la voz de las calles y ratificaron la Jornada de Lucha de los sectores sindicales, para el miércoles 23 de marzo, de este año.