Redacción A Verdarde/Brasil

Este sábado 29 de mayo, más de 500 mil personas participaron en una movilización en las calles convocadas por partidos, sindicatos y movimientos sociales, en cerca de 200 ciudades de Brasil, planteando el “Fuera Bolsonaro”. El movimiento contó también con la adhesión de ciudades en el exterior, particularmente de Europa, como Lisboa, Paris y Ámsterdam.

En Sao Paulo, ocurrió la mayor movilización del país, con cerca de 200 mil personas concentradas en la Avenida Paulista. En Rio y en Belo Horizonte, el acto reunió a más de 50 concentradas. En Brasilia 30 mil manifestantes se juntaron en el Explanada de los Ministerios.

Se realizaron desfiles y manifestaciones en el Norte y Sur del país. En Belén de Pará, el acto reunió a 7 personas. En Porto Alegre, la manifestación juntó más de 10 mil. En el Nordeste, decenas de ciudades registraron manifestaciones siendo las mayores en Salvador, Maceió y Recife. La capital bahiana recibió más de 10 mil manifestantes contra el gobierno de Bolsonaro. En el Centro Oeste, a más de la capital hubo manifestaciones en otras ciudades, principalmente Goiania que registro más de 10 mil personas

La consigna principal fue “Fuera Bolsonaro” pero también las manifestaciones también reivindican el fin y revertir las privatizaciones, el aumento del auxilio emergencial y la defensa de la vacunación en masa e inmediata. Fue generalizada la preocupación por la protección sanitaria. Todos los manifestantes estaban con mascarilla y utilizaban alcohol y gel. La mayoría usaban mascaras PFF2 que fueron distribuidas en redes de solidaridad organizada durante la ultimas semana. El distanciamiento social fue observado en todas las manifestaciones.

En Brasilia, 30 mil manifestantes caminan hacia el Congreso Nacional, respetando el distanciamiento social contra la privatizaciones. Foto Emilia Silberstein

“Mayores manifestaciones desde o Tsunami da Educación”.

Así lo afirmó Leonardo Péricles, de Unidad, Leonardo Pericles, según el dirigente “es el mayor proceso de movilización después de la pandemia, es consecuencia de la política de ataque del gobierno de Bolsonaro al pueblo. La mitad d ela población vive en inseguridad alimentaria, la mitad de la población pasa hambre, hay un servicio de emergencia de miseria, ridículo. El no sabe que comprar gas es una compra básica para el mes hay millones de personas que están sometidas al desempleo”, señaló

200 mil personas se reunieron en la Avenida Paulista. Foto: @MidiaNINJ

Foto de poratada: Manifestación en Río de Janeiro, reunió a más de 50 mil personas en la Av. Presidente Vargas. Foto: Heron Barroso