Redacción Opción/ RV

Al quinto día de la huelga de hambre que llevan los maestros, las afectaciones a su salud han iniciado, en Guayaquil el licenciado Pedro Delgado, en Portoviejo el licenciado Carlos Villacreces, dirigente de la UNE; en Quito, la estudiante Génesis Ortega, Coordinadora de la FESE, presentaron quebrantos en su salud por lo que fueron trasladados a diferentes casas de salud debido al esfuerzo extremo de mantenerse en ayuno prolongado.

La huelga de hambre instalada el día 12 de julio, demanda de la Corte Constitucional la ratificación   de la Ley Orgánica de Educación Intercultural,  LOEI, la cual beneficia a niños, niñas, jóvenes, maestros y maestras; es decir, a toda la comunidad educativa. Sanciona la violencia, el acoso y  abuso sexual, laboral, plantea un nuevo bachillerato, es una Ley que está correspondencia con las necesidades pedagógicas, sociales, culturales actuales, le dota de instrumentos a los estudiantes y docentes, garantiza el derecho a la educación y a la vida de todos.

La UNE envió al gobierno de Guillermo Lasso un pedido de diálogo el día 2 de junio, sin embargo fue archivado el día 10. El gobierno del Encuentro, no es más que un slogan, es lamentable que la educación, un tema de gran trascendencia, se haya cerrado al dialogo, señaló Isabel Vargas, presidenta de la UNE.

El gobierno no solo cerró el diálogo sino que en audiencia en la Corte Constitucional, realizada los días 28 y 29 de junio, los abogados del gobierno, en audiencia pública pidieron que la Corte declare la inconstitucional de la LOEI.

En esas circunstancias, una medida tan alta como la huelga de hambre es el recurso que le quedó al magisterio nacional. Treinta y cuatro maestras, maestros, estudiantes y padres de familia iniciaron la huelga y ya suman cuarenta y cinco. Dirigencia de la UNE anunció  que desde el día lunes 19 de julio se sumarán tres provincias más a la medida de hecho.

Presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe LLori, y la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, visitaron huelga de hambre en Quito.

La presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori Abarca, formuló un llamado al Gobierno Nacional a formar parte de una mesa de concertación para tratar los problemas de la educación y las demandas de la Unión Nacional de Educadores,  expresó que le preocupa el sufrimiento y la angustia que viven los maestros, de allí que la huelga de hambre le motivó a promover el diálogo, en el afán de encontrar las soluciones a los problemas que tiene la educación y la comunidad educativa.

Por su parte la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, afirmó que trabajan en la línea del respeto a los derechos y libertades de los ecuatorianos, con énfasis en las demandas que provienen de la docencia. Respetaremos la sentencia que tome la Corte Constitucional y a partir de ese pronunciamiento retomaremos el diálogo para tratar cualquier tema que quede pendiente.

Elvis Moreira, en representación de los huelguistas  e Isabel Vargas, dirigentes de la Unión Nacional de Educadores, agradecieron la gestión de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, y la presencia de la ministra de Gobierno, Alexandra Vela y ratificaron que la medida tiene el objetivo de defender la vigencia de la reforma a la Ley de Educación Intercultural que reivindica los derechos de la comunidad educativa. “Nuestra lucha por la educación es justa, dijo Isabel Vargas.

Un comentario

Los comentarios están cerrados.