Por Prof. Stalin Vargas M.,

Han transcurrido 382 días del gobierno del presidente Guillermo Lasso, quien ofreció en la campaña electoral: no subir los impuestos, crear 1 millón de empleos, aumentar el salario básico a 500 dólares, bajar las tasas de interés, plan masivo de vacunación, mejorar el sistema de salud, acceso a la universidad para los jóvenes, créditos al 1% y a 30 años plazo, revalorización de los docentes, no asumir las recetas del FMI.

Después de un año de gestión, el plan de vacunación es lo que viene cumpliendo, apenas ha entregado 17 000 créditos al 1%. El resto no se cumple, solo está en la imaginación y la propaganda del régimen. Lasso demuestra incapacidad para cumplir las ofertas de campaña y para resolver los problemas de la gente, por eso las razones para luchar son muchas, veamos algunas de ellas:  

La inseguridad, es uno de los problemas más sentidos de la poblaciónporque el crimen organizado está vivito y coleando, se han producido 5 masacres carcelarias con 284 personas privadas de la libertad asesinadas. La gente al salir o llegar a su casa tiene que mirar a todos los lados para evitar le roben, debe organizar marchas, poner alarmas, cámaras; mientras los policías se quejan de que no pueden hacer nada porque no tienen gasolina para los patrulleros, las UPC están dañadas. Los estados de excepción declarados por el gobierno no tienen los resultados que ellos esperan, son parte de la acción mediática del régimen.  

El empleo, 7 de cada 10 ecuatorianos no tienen empleo adecuado, en la agricultura el 79% de los empleos son informales, en la construcción el 71%, en el sector comercial el 42%, con esto, la gente no tendrá acceso por lo menos al salario básico unificado. En el área rural la falta de empleo adecuado es alta.

El costo de la vida, los precios de los productos de primera necesidad: pan, leche, arroz, azúcar, aceite… golpea al bolsillo de los ecuatorianos y ecuatorianas, que indignados ven cómo cada vez que van a la tienda, al mercado o al comisariato, tienen que pagar más por los productos que compran. La canasta básica familiar que en mayo de 2 021 costaba 710,95 dólares, en mayo 2 022 costó 735,15 dólares, esto significa un incremento de 24,2 dólares. Con esto, el incremento de los 25 dólares al SBU se hizo agua para los trabajadores que tienen empleo, para el resto que no tienen empleo, se les hace difícil acceder a la canasta básica.  

En educación, el gobierno recortó el presupuesto para la educación inicial, básica y bachillerato, lo mismo para las universidades. Más de 200 000 jóvenes no pueden ingresar a la universidad, miles de estudiantes en el régimen costa no pueden asistir a clases presenciales porque los establecimientos educativos se encuentran en mal estado, hay un déficit de 4 000 profesores y profesoras. Se les niega a los docentes la equiparación salarial y se utilizan todo tipo de argucias para no cumplir con la sentencia de la Corte Constitucional que declaró constitucional las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural. 

La salud, los enfermos acuden a los hospitales y no hay medicinas e insumos, los médicos tienen que operar a los pacientes utilizando la luz del celular, los pacientes con enfermedades catastróficas tiene que realizar plantones exigiendo les entreguen la medicina, pacientes que acuden a los hospitales y no les asignan camas, deben permanecer en emergencia sentados en sillas para recibir atención, pacientes que esperan muchos meses para que les operen. El MSP despide a médicos y enfermeras. El gobierno está desmantelando el sistema de salud público.

En la obra pública, el gobierno en el primer cuatrimestre del 2 022, apenas invirtió 136 millones de dólares, esto es, el 0,12% del PIB. Ahora va a pedir permiso al FMI para invertir un poco más.

La pobreza por ingresos, al mes de diciembre 2 021 llegó al 27,7% a nivel nacional, mientras que la pobreza extrema llegó al 10,5%. En el área urbana la pobreza llegó al 20,8%; en el área rural al 42,4%. La pobreza extrema en el área urbana llegó al 5,9% y en el área rural al 20,3%. 

La pobreza por necesidades básicas insatisfechas, al mes de diciembre 2 021 fue de 33,2% a nivel nacional; 22,0% en el área urbana, y 57,0% en el sector rural. El 27,7% que están en la pobreza viven con menos de 2,85 dólares diarios, mientras que las personas que viven en la pobreza extrema viven con 1,61 dólares diarios.  

Lasso cumple con el FMI, está vigente la reforma tributaria que incrementa los impuestos a los sectores medios de la población, la reserva monetaria alcanza los 10 000 millones de dólares para garantizar el pago de la deuda externa y a los tenedores de los bonos global, avanza en el proceso de privatizaciones (Banco del Pacífico, hidroeléctricas, campos petroleros), eliminó el subsidio a los combustibles,  recortó el presupuesto de educación, puso la ¨casa en orden¨ para continuar aplicando las recetas del FMI.

Éstas y otras razones son las que llevan a los trabajadores, la juventud y pueblos del Ecuador a levantar su voz, a mostrar su indignación en calles y plazas del país, para exigir al gobierno cumpla con las ofertas de campaña y deje de aplicar medidas antipopulares.

Si los pueblos del Ecuador no luchan, el gobierno neoliberal de Lasso seguirá gobernando para sus amigos banqueros y grandes empresarios. Ahora está más vigente la tesis ¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!.  

EX PRESIDENTE UNE NACIONAL

Quito, 15 de junio 2 022