Seis meses al servicio del FMI y de los grupos económicos

Opción
Opción
6 Min Read

Por Prof. Stalin Vargas M.

Se cumplieron seis meses de la instalación del gobierno de Guillermo Lasso, la proclama de que es el ¨gobierno del encuentro¨, nadie lo duda, ya que es el gobierno del encuentro con el FMI, la banca, los grandes empresarios y la derecha oligárquica.

El encuentro con el gran capital y la oligarquía en su gestión, en detrimento del cumplimiento de las ofertas de campaña, tiene como resultado un desgaste sostenido, al inicio de la gestión con la vacunación alcanzó el 74% de aprobación de la población, con el pasar de los días 7 de cada 10 ecuatorianos cree que es mala o muy mala la gestión del Presidente Lasso, apenas el 24% de la población cree en la palabra del primer mandatario. 

¿Es solo el encuentro con el FMI y la oligarquía? NO, hay varios otros elementos a tener en cuenta:

La incapacidad del Presidente para gobernar y resolver los problemas más urgentes de la población, sumado a que al primer mandatario le falta liderazgo, es errático en política, dice y se desdice, no cuenta con voceros solventes que salgan a dar la cara y expliquen la política del régimen.

Aparece ante los ojos de la población incumpliendo las ofertas de campaña, algunas de ellas tienen que ver con: libre ingreso a las universidades, precio de sustentación para el quintal de arroz, bajar las tasas de interés, préstamos a 30 años plazo y al 1% de interés, subir a 500 dólares el Salario Básico Unificado, incrementar el presupuesto para la educación y la revalorización docente, no subir el precio de los combustibles, no seguir el camino del FMI. Al no cumplir con lo ofrecido en campaña pierde credibilidad ante la población.

Ha tomado una serie de medidas económicas en la línea del ajuste neoliberal, elevó seis veces el precio de los combustibles, recortó 950 millones de dólares a la educación, 117 millones de dólares a las universidades, 291 millones al sistema de salud, no paga la deuda que mantiene el Estado con el IESS, promueve la privatización de los pozos petroleros (Campo Sacha, refinería Esmeraldas), la venta de CNT (antenas), la  hidroeléctrica Sopladora, el Banco del Pacífico. El foro de inversiones Ecuador Open for Business fue un claro ejemplo de cómo quiere subastar el país.

El doble discurso del Presidente Lasso, mientras dice que los ecuatorianos debemos pagar los impuestos, creer en el país, invertir para el desarrollo productivo, él y su familia, ocultan su fortuna en los paraísos fiscales para evadir el pago de los impuestos en nuestro país.

La Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, que entró en vigencia por el ministerio de la ley, constituye un nuevo paquetazo económico, con el pacto Lasso-Correa, le mete la mano al bolsillo de los sectores medios (profesionales y docentes universitarios), que verán perder un mes de sueldo cada año en el pago del impuesto a la renta. Se produce una nueva remisión (perdón) de intereses por 2 020 millones de dólares a los banqueros y grandes empresarios. Eliminó el impuesto a la herencia de las grandes fortunas, lo cual beneficia a los millonarios. Se blanquean los capitales del exterior que están en paraísos fiscales. Cambios en la normativa para facilitar la privatización del sector petrolero, a través de la migración de los contratos de prestación de servicios a los de participación, las facilidades para otorgar concesiones para la exploración y/o explotación de los campos petroleros y la delegación de los campos petroleros estatales en producción a las empresas privadas.

Todo esto revela que el Presidente Lasso gobierna en beneficio de los grupos económicos, de las empresas transnacionales, cumple las recetas del FMI, incluso más allá de lo que ese organismo le pide.

Una cuestión positiva en este escenario, hay un sujeto político que está presente, el pueblo en la calles, durante los 6 meses del gobierno del Presidente Lasso, los sectores sociales y populares están movilizados, allí se destaca la huelga de hambre del magisterio, las jornadas de movilización de Seguro Social Campesino junto a las organizaciones del campo, las marchas y plantones realizados por la juventud universitaria y secundaria por el presupuesto para la educación, la lucha del movimiento indígena.

El pueblo sabe que el camino para enfrentar las políticas neoliberales es la lucha y en ese camino avanza de manera organizada.

EX PRESIDENTE UNE NACIONAL

Quito, 2 de diciembre 2 021

ETIQUETAS:
Compartir este artículo