Por: Dr. Jairo A. Terán*

Para hablar de la Bodas de Oro del Kiwanismo en el Ecuador, resulta de imperiosa necesidad, al menos empuñar un tanto la historia del Kiwanismo en el mundo, debiendo partir de su origen, conceptualización y objetivos sobre los cuales se inspira y trabaja esta gloriosa Organización, cuyas tareas se cumplen a través de los clubes establecidos en los países donde tiene su asiento.

Nacimiento y Lema

Kiwanis es una organización global de voluntarios, dedicados a mejorar el mundo, un niño  y una comunidad a la vez.

Se funda en Detroit, Michigan, Estados Unidos, el 21 de enero de 1915; en 1920 se adopta el lema “Nosotros Construimos”; en el 2005, el lema pasó a ser “Sirviendo a los niños del mundo”.

Desde 1916 se convirtió en organización internacional con la fundación del Club Kiwanis de Hamilton,  en Ontario, Canadá.

1929 es el año en que esta entidad enfatiza su vocación al servicio, especialmente a los niños

Objetivos

En 1920, se adoptó el nombre de Kiwanis Internacional y se formularon 6 objetivos como base de su accionar, estos son:

. Dar prioridad a lo humano y espiritual, en lugar de los valores materiales de la vida.

. Fomentar el diario vivir bajo la Regla de Oro, en todas las relaciones humanas.   –No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti-.

. Promover la adopción y aplicación de normas sociales, de negocio y profesionales más elevadas.

. Desarrollar, mediante precepto y ejemplo, una ciudadanía más inteligente, emprendedora y servicial.

. Proveer, a través de los Clubes Kiwanis, un medio práctico para afianzar amistades duraderas, rendir servicio altruista y edificar una mejor comunidad.

. Cooperar para crear y mantener aquella opinión pública bien fundada y aquel alto idealismo que hacen posible que haya más honradez, justicia, patriotismo y buena voluntad.

Expansión

A partir de 1960, se produce la expansión internacional, se empieza a crear clubes en los continentes del mundo.

En  América Latina, Kiwanis aparece en países del Caribe, Centro y Sud América desde 1962, con la creación del club Kiwanis de Tijuana, en México, siendo además el  primero de habla hispana; extendiéndose luego a Colombia y Panamá.

Presencia en el Ecuador

El 28 de julio de 1970, se crea el Club Kiwanis Quito, y con él, se instala el kiwanismo en el Ecuador, siendo su primer presidente, Carlos de la Torre Morán.

En 1974 se creó el Distrito Andino y Centroamericano, “DAKA”, del cual formó parte el Ecuador, con los clubes: Quito, Ibarra, Otavalo, Manta y Santo Domingo de los Colorados, habiendo sido representantes del Ecuador los Gobernadores Alberto Andrade Marín (1977-1978), Napoleón Cabezas (1983-1984) y Marco Hanse Holm (1983-1984).

En 1996, ante el Consejo de Vicegobernadores, realizado en Bogotá, el Ing. Peter Donal Espinosa Eichler, Vice Gobernador en funciones, propone separar al Ecuador del DAKA, esta propuesta es analizada y aprobada de forma unánime por los kiwanis del ecuatorianos; luego, es presentada a Kiwanis Internacional; se adquiere el compromiso de incremento de Clubes y miembros.  En la actualidad tiene el estatus de Distrito Ecuatoriano de Kiwanis Internacional “DEKI”, en formación; cuenta aproximadamente con 450 miembros y 25 clubes; subsiste el empeño de tener 1.000 miembros y obtener el estatus de Distrito.

Los Clubes

Con el advenimiento del kiwanismo al  Ecuador hace 5 décadas, cada club en su jurisdicción y de manera consecuente con su ideal de servicio, ha desarrollado estrategias de asistencia social para ayudar al mejoramiento de sus comunidades, poniendo de manifiesto proyectos humanitarios, tales como: jornadas de desparasitación jornadas médicas especializadas y cirugías jornadas odontológicas ambulantes; jornadas de atención en cardiología, traumatología, de desparasitación, de vacunación contra la gripe, la difteria, operaciones de labio leporino jornadas de atención psicológica, reparto de lentes, útiles de aseo personal, concursos de pintura interescolar, atención a ancianos, terapia de la risa, dotación  y colocación de bancas en parques y paradas de buses, equipamiento de consultorios médicos, dotación de sillas de ruedas de pelucas a personas afectadas por el cáncer; cotes de cabello; entrega de juguetes; de raciones de comida; de ropa; de implementos de estudio, …. educación en valores, entrega de becas escolares, entre otras de diversa índole.

Kiwanis siempre dirige su quehacer a la realización de cosas dignas que contribuyen a mejorar  la calidad de vida de los más vulnerables, especialmente los niños.

Los miembros Kiwanis, son personas sobresalientes por su alto espíritu de solidaridad, que su tiempo lo reparten entre su vida profesional, personal y el servicio a la comunidad.

Como ser Kiwanis

Para vincularse como miembro, se requiere tener el interés de servir a la comunidad  y contactarse con algún club de la localidad, si no existe, organícelo con la ayuda del club más cercano a su comunidad.  En suma, el único requisito, es tener deseos de participar.

Los que tenemos una chispa de servicio, ayudemos a que se encienda en los otros y abracen la causa, para entregar su apoyo a quienes más lo necesitan.

Los años de kiwanista me llevan a formular la siguiente composición:

                                        ACROSTICO

K  ermese, regocijo de voluntarios,

    rofundamente humanitarios,

I    nstruyendo y ayudando al niño,

     con pasión y con cariño;

W  awa triste de la comunidad,

      atendido  con piedad.

A   ntorcha cálida  y refulgente

       que ilumina a toda la gente;

N   acida para entregar amor y ternura,

      a desprotegida  criatura;

I    mpecable en la acción,

      cumpliendo su misión,

S   ociedad de amparo y bondad,

     a desprovista humanidad.

¡Loor a Kiwanis del Ecuador!

*Vicegobernador del Deki, zona 2

Atuntaqui, 28 de julio de 2020