Por Gustavo Báez Tobar

En los últimos cuatro años todas las manifestaciones culturales, pero principalmente la música, han recibido especial atención y apoyo por parte de su inteligente Alcalde MSc. Jomar Cevallos Moreno, pues a estos tópicos los ha convertido en basamentos filosóficos para su planificación y ejecución de acciones efectivas que se han traducido en plausibles éxitos para su administración.

Su primera tarea fue crear la Ruta de la Música, esto es la exhibición de las glorias cotacacheñas en la música; son fotografías artísticamente concebidas, con sendas leyendas alusivas a la valía individual, para exaltar la dimensión de su prestigio, y que a no dudarlo despiertan el interés de propios y extraños. Constituyen un hito histórico para ubicarlos en el tiempo y el espacio. A principios de diciembre, 2018, fueron develadas las efigies de cuatro artistas, entre ellos: Manuel García, destacado en música sacra; y Rodrigo Cevallos, uno de los requintistas sobresalientes del Ecuador, que ha paseado su arte en muchos rincones del Mundo.

El apoyo a los artistas ha sido constante, abarca varios campos: auspicio para la publicación de 14 CDs. de diferentes artistas y géneros musicales; el restablecimiento de la Banda Municipal en la que participa una veintena de profesionales jóvenes, a tiempo completo, quienes tienen actividades adicionales para la formación de grupos artísticos infanto-juveniles que ya están dado los primero frutos, como el hermoso coro Ally Kanto.

Sería largo enumerar la obra benéfica que Jomar Cevallos ha hecho en bien de Cotacachi: regeneración urbana, atención a los requerimientos básicos de las numerosas comunidades, a las que las ha dotado de al menos 140 canchas deportivas; toda su obra apunta a la generación de turismo y por ende de trabajo, producción, movilidad social y económica.

Para que se mantenga visible  el nombre y prestigio del Cantón no han faltado los mega eventos, como conciertos  internacionales de coros;  algunos eventos  se han institucionalizado como el magno concierto dedicado a Segundo Luis Moreno, en  Semana Santa, en el que brilló su director y extraordinario músico Wilson Haro López. No hay que olvidar que en diciembre, con motivo de las festividades navideñas hubo una serie de actos culturales y artísticos, incluidas las parroquias más cercanas, y entre los que cabe destacar el hermoso concierto preparado por el joven compositor y arreglista Gandhi Rubio y la Big Band Cotacachi con la participación vocal de prestigiosos cantantes como: Edgar Hidrobo, Édison Meneses, Rubén Terán; Román Montenegro, Lupe Tamayo, entre otras voces juveniles. Fue un espectáculo que difícilmente se olvidará y, por supuesto, contribuirá a la ratificación de Cotacachi, como CIUDAD MUSICAL. Por todo esto, gracias, mil gracias Jomar Cevallos.