Por Amanda Méndez Maldonado/ Gabriel Montoya /Riobamba

El 19 de octubre de 1976, con una multitudinaria manifestación se dio inicio al gran Paro de Riobamba y Chimborazo, que duró 5 días. Estuvo  liderado  por un Comité de Paro constituido por maestros (UNE), estudiantes universitarios (FEUE), estudiantes secundarios (FESE), obreros de la ERSA, sindicato de choferes. Se dice que en esta fecha los  radiodifusores Tomás Oleas Carrasco y Walter Aldaz Nieto, incentivaron al reclamo de las demandas para Riobamba y Chimborazo que tenían el propósito impedir un atropello a la ciudad.

Las motivaciones principales fueron luchar contra el atraso de la ciudad y provincia  y oposición al traslado de oficinas de desarrollo provincial a la ciudad de Ambato. Hubo una Dirección del Paro que se fue fraguando durante los últimos 6 meses. La mayoría se acuerda de personajes como : Tomás Oleas, Fausto Chiriboga, Luz Luzuriaga, María Murgueytio, el radiodifusor Walter Aldáz Nieto; y sobre todo organizaciones como Sindicato de la Empresa eléctrica, Sindicato de Choferes, Unión Nacional de Educadores UNECH, Federación de Estudiantes Secundarios  FESE, Federación de Estudiantes Universitarios FEUE.

Entre otras la demandas del paro fueron que: la oficinas de la Empresa Eléctrica (ERSSA) no  se trasladen a la ciudad de Ambato; la construcción de una central de combustibles en San Juan, para evitar la escasez de los mismos; la dotación de recursos para concluir la carretera Guamote Macas; en el pliego de peticiones constaba también la creación de la Universidad Nacional de Chimborazo.

El paró duró 5 días, hasta el 23 de octubre. Como consecuencia el Estado implantó toque de queda  irrumpieron el local del Comité de Paro, apresaron a todos, de manera particular a Fausto Chiriboga quien fue trasladado a Quito, el ejército asesinó al líder y dirigente campesino Celestino Paucar oriundo de la comunidad de Nitiluisa; la estrategia gubernamental, fue constituir otro Comité de Paro encabezado por el líder derechista Abraham Romero, quien negoció el Paro.

Las mujeres fueron quienes se hicieron escuchar, por ello el lema del León Dormido que se despertó se dio con esta clarinada de las mujeres que se tomaron simbólicamente la Brigada Galápagos, luego de la muerte de  Pedro  Celestino Paucar, y del apresamiento del Comité de Paro. Las cacerolas y los 2 días íntegros de sus marchas: 21,22 de octubre, destacan a las mujeres en su pelea en la medida de hecho. El legado es que  aunque ciudad  y provincia pequeña se debe hacer escuchar ante los poderes públicos, basado en la unidad que hace fuerza.

Las autoridades no defendieron a su ciudad sino su puesto; luego hasta Presidente como Oswaldo Hurtado no hizo nada por Riobamba, al igual que los Asambleístas actuales; a la final, se vieron obligados a renunciar: El Alcalde: Dr. Fernando Guerrero, el Prefecto: Dr. Brivio Ormaza, el Gobernador: Dr. Gualberto Mariño.

Sin embargo, la lucha trajo victoria papa la provincia, una de ellas  es que la Empresa Eléctrica se quedó en Riobamba, pero sobre todo la dignidad de Riobamba y Chimborazo se puso en alto, se hizo respetar. Dentro de las acciones destacadas constituye la gran manifestación de 30 mil mujeres que fueron a la Brigada Galápagos a demandar libertad a los detenidos.

Ésta es una gesta importante de los pueblos de Chimborazo y Riobamba, que debe ser recordado, recreado para la memoria histórica de los pueblos.

El Paro es un instrumento válido, dependiendo  de la razón, ventaja y límite, y de otras condiciones. Hoy con un gobierno autoritario es difícil, pero es necesario que la juventud recoja estas enseñanzas para hacernos sentir.  Riobamba, cuna de las primicias siempre se ha hecho respetar. En verdad el paro no fue únicamente de la ciudad, porque participaron todos los cantones, sobresaliendo Alausí de todos ellos, parroquias y comunidades campesinas.

Finalmente, es necesario plantear que  las Universidades UNACH y ESPOCH, se propongan crear departamentos de Investigaciones Sociales y la memoria de los pueblos. Asimismo que las escuelas a ERPE la creación del programa, El pueblo habla, como un espacio para las expresiones de las organizaciones populares de Riobamba  y la creación de las escuelas de lideresas en honor a las mujeres de 1976.

El pueblo fue el verdadero gestor de esta lucha. La sangre del dirigente campesino Pedro Celestino Paucar, confirma esta verdad. Desde ese octubre, nuevos octubre se ha producido, como el del año pasado 2019, donde los pueblos se han levantado y se levantaran contra el estado de cosas y nuevas luchas se avecinan para Chimborazo y el país.

Decimas pronunciada durante el paro de octubre de 1976

“Hay que salir a las calles

a tomar otras medidas,

en calles, en avenidas,

en plazoletas y plazas.

Es que el grito de las masas

que es siempre desatendido

tan solamente es oído

cuando se asume una acción

que conmueve a la nación

y al poder establecido”.