Redacción Opción

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, FAO, presentó el lunes 15 de julio, su informe: “El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el mundo”, este señala que 821,6  millones de personas pasaron hambre el 2018; aumentando 10, 6 millones con respecto del 2017.

 En América Latina y el Caribe, 42,5 millones de personas pasaron hambre, el año pasado, según el informe, las tasas de subalimentación aumentaron en los últimos años; el porcentaje de personas con hambre creció del 4,6% en 2013 al 5,5% en 2018. El porcentaje de personas con hambre en la región llega a 6,1%, esto significa que para cumplir con la meta de hambre cero del Objetivo del Desarrollo Sostenible se requiere que sacar del hambre a más de 3,5 millones personas cada año hasta el 2030.

Las causas que ubica la FAO son: “la desaceleración económica que vive la región, afectada en los últimos años por la caída en los precios de productos básicos que son motores del Producto Interior Bruto (PIB) de la mayoría de los países latinoamericanos. La caída del PIB y el aumento del desempleo en muchos países provocaron que retrocediera el ingreso en los hogares y que sufra una recaída en la lucha contra la pobreza.

Hay que decir la causa principal es el sistema capitalista, sistema injusto, donde  la concentración y acumulación de la riqueza del Mundo está en un puñado de familias, empresas y grupos económicos, que sostienen sus privilegios sobre la base de la explotación a los trabajadores, de la pobreza y el hambre de millones de seres humanos de todas las edades.