Por Prof. Stalin Vargas*

En el evento ¨Ecuador por la niñez¨, desarrollado en el Palacio de Carondelet, a propósito de los 30 años de la Convención de los Derechos de la Niñez, la niña Siway Lozano, en su intervención, le dijo al Presidente de la República, Lenin Moreno y a todos los asistentes al evento, «que no persiga nuestros hermanos indígenas que ellos no están haciendo algo malo, sino defendiendo los derechos de nosotros»[1].

El presidente en respuesta directa a la niña le dijo: «Francamente no veo en qué momento se ha perseguido a los hermanos indígenas».   «Ahora mi querida jovencita eso está en manos de la justicia, ahora el presidente de la república no llama a dar órdenes, todos somos responsables de los actos que hacemos. No nos persigan dicen, ahora ustedes persiguieron a mucha gente, destrozaron muchos negocios, golpearon inmisericordemente a mucha gente en la calle, a periodistas, a policías…»[2].

La respuesta del gobernante fue desproporcionada, al punto que Siway Lozano, que vivió en carne propia la persecución a su familia, durante el gobierno de Correa,  denunció que ¨Me humillaron, me dijeron cosas feas¨[3].  

No es nada extraño el comportamiento del Presidente Moreno, luego de que fue derrotado por el levantamiento indígena y popular, justifica la persecución a los dirigentes sociales y lo que es más sigue en la línea de cumplir a rajatabla con las imposiciones del FMI, dejando de lado la atención a los más acuciantes problemas que afectan a los ecuatorianos y en particular a la niñez.  

Correa en su momento y ahora el Presidente Moreno exhibe datos estadísticos que ¨muestran¨ un avance en las políticas económicas y sociales. Lo cierto es que esos datos contradicen la realidad que viven los ecuatorianos.

Veamos algunos datos:  

  1. La Constitución de la República señala que se debe asignar no menos del 6% del PIB para educación inicial básica y bachillerato, si el PIB para el 2 020 es de 110 434 millones de dólares, se debe asignar 6 624 millones de dólares, pero solo se asignará 4 273 millones de dólares, que representa el 3,87% del PIB. Ni Correa en su momento, ni ahora el Presidente Moreno cumple con la norma constitucional, esto no permite que haya una educación de calidad.  
  • Para el sistema de salud se debe asignar el 4% del PIB, esto es, 4 417 millones de dólares, pero en el presupuesto del 2 020 se asignará 3.147 millones de dólares, lo que representa el 2,85%. Esto no permite atender de manera eficiente los grandes problemas de la salud, como el de la desnutrición infantil, en nuestro país 1 de cada 4 niños menores de 5 años sufre desnutrición crónica, lo que afecta su desarrollo cognitivo y físico.
  • El trabajo infantil se ha duplicado en el país, según datos del INEC, en 2 014 habían    99 500 chicos que trabajaban, en el 2 018 esta cifra se duplicó, 201 634 chicos de 5 a 14 años que viven así[4]. Para diciembre del 2 018 la tasa de trabajo infantil se ubicó en el 5,4% a nivel nacional.

Los niños, niñas y adolescentes viven una realidad concreta, sienten cómo sus padres son perseguidos, no tienen trabajo o son despedidos, no les alcanza el salario para vivir bien, se sienten inseguros. Esto hace que con la sinceridad que les caracteriza, manifiesten sus ideas e inquietudes. Los gobernantes deben escuchar lo que piensan los niños y atender sus demandas.

EX PRESIDENTE UNE NACIONAL


[1] https://www.eluniverso.com/noticias/2019/11/20/nota/7612904/nina-saraguro-pide-presidente-lenin-moreno-no-perseguir-indigenas

[2] Ibid

[3] https://www.larepublica.ec/blog/politica/2019/11/20/nina-saraguro-reune-vargas-pedir-lenin-persiga-indigenas/

[4] https://www.elcomercio.com/actualidad/infantil-ecuador-cifras-aumento.html