Marcha del FUT 20 – S

 

Redacción Opción

 

Miles de trabajadores, jóvenes estudiantes, moradores de los barrios, organizaciones pro- vivienda, maestros, profesionales, jubilados, hombres y mujeres del pueblo se movilizaron el 20 de septiembre, en varias ciudades del país.

La marcha fue convocada por las centrales sindicales que conforman el FUT, como una expresión de rechazo a las medidas económicas adoptadas por el gobierno de Lenin Moreno. “Le hemos dicho al gobierno que no estamos de acuerdo con el alza de los combustibles, con los despidos a los trabajadores, con más impuestos y cargas para el pueblo. Le hemos plateado diversas alternativas para superar la crisis sin afectar los bolsillos de los trabajadores y el pueblo…”, dijo José Villavicencio, presidente de la UGTE y presidente de turno del FUT.

En Quito, más de 10 mil personas partieron desde la Caja de Seguro y recorrieron las calles del centro de la ciudad, expresando con gritos y carteles el rechazo a las medidas gubernamentales.

Mesías Tatamuez, presidente de la Cedoc-Cut, señaló que hay mucha preocupación por la actual situación del país y planteó que el gobierno debe garantizar la estabilidad de los trabajadores del sector público, ante el anuncio de que miles de ellos serán cesados en sus funciones. Hablo también de la necesidad de un nuevo Código de Trabajo.

Los dirigentes sociales coinciden en señalar que seguirán ejerciendo su derecho al diálogo, sus derechos a expresar sus propuestas y demandas al gobierno, pero si se escucha solo a un sector, (a los empresarios), el diálogo no es eficaz y no es democrático porque un dialogo solo toma en cuenta las propuestas de una parte no es democrático.  Insistieron en que debe tomarse en cuenta las propuestas de las organizaciones sociales y no solamente a los empresarios.

“Este veinte de septiembre el pueblo se movilizó contra de la elevación de los combustibles, para que se comience a recuperar lo robado por los corruptos, para que cobren los impuestos a los grandes evasores… Que la crisis la paguen los corruptos, que la paguen los que se feriaron la mayor bonanza petrolera de la historia del país”…“ AP con Rafael Correa quebraron al país, hoy AP y Moreno pretenden pasarle la factura al pueblo ecuatoriano, eso no puede ser, señaló Geovanni Atarihuana, de Unidad Popular.

La jornada se desarrolló también en Esmeraldas, Guayaquil, Babahoyo, Quevedo, Machala, Portoviejo, Santo Domingo de los Tsáchilas, Ibarra, Latacunga, Ambato, Riobamba, Cuenca, Loja, Lago Agrio, Tena.

En toda esta jornada se insistió en la propuesta de las centrales sindicales como:Cobrar a los evasores de impuestos con los cual se recuperaría 2 mil quinientos millones de dólares. Eliminar la intermediación petrolera dejaría cuatrocientos ochenta millones. Reducir el sueldo de los altos funcionarios de gobierno A diez salarios mínimos, con los cual el estado recibiría otros 6 cientos millones de dólares.