Redacción Opción

La exigencia de la salida de la Ministra de Educación Monserrate Creamer, suma más voces y organizaciones motivadas por una serie de medidas que ponen en serio riesgo el derecho fundamental a la educación de los niños y jóvenes del Ecuador.

La Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador FESE, ha tenido una participación activa en la formulación de propuestas en defensa de la educación pública, tanto hacia el Ministerio de Educación como a la Asamblea, se suma a la exigencia de salida de la ministra, planteada por la UNE y otras organizaciones y establece como motivos principales, los siguientes:

Los recortes  del presupuesto

NI Moreno ni Correa han cumplido con destinar  el 6% del PIB para educación que ordena Constitución. No conformes con esto,  a inicios de año, se produjo un recorte del 3,4 al 3,1%,. El Ministerio de Finanzas ha reducido ilegalmente el presupuesto educativo, desde enero del 2020 hasta mayo la suma de USD 906.601.865,02.

Medida que la Ministra justifica con el argumento de que, frente a los efectos de la pandemia “todos debemos arrimar el hombro”.

Cierre de programas educativos

Con los recorte el  Mineduc, cerró varios proyectos y redujo el presupuesto en varias áreas, afectando aún más a la educación. El 30 de abril de 2020, se cerró el Servicio para Atención Familiar para la Primera Infancia (SAFPI) a nivel nacional, implementado en 89 Distritos educativos, en el que trabajaban 738 docentes y beneficiaba a 19.975 niños y niñas de 3 y 4 años, Además, se cerró el Proyecto de Educación Básica de Jóvenes y Adultos “EBJA”, que beneficiaba a 146.576 personas. Adicionalmente, se cerró el Programa de Bachillerato Internacional, en 77 establecimientos de la Costa.

Más recortes y afectación a mas programas educativos.

Pese a que existe una resolución de la Corte Constitucional que ordena que se detenga el recorte mientras se define la demanda de inconstitucionalidad del mismo, se ha reducido USD 96.213.675,08 al programa de educación Inclusiva, USD 74.819.866,59 al programa de alimentación escolar,  USD 10.493.288,06 en la impresión de textos escolares, USD 40.222.908,95 en uniformes escolares, Adicionalmente, al mantenimiento en infraestructura educativa se recorta USD 135.811,21. A esto debemos añadir que, el correismo cerró aproximadamente 7 mil unidades educativas, el gobierno anunció la reapertura de  911 instituciones educativas, sin embargo, existen apenas 110 instituciones educativas en proceso de rehabilitación, 27 tienen acta de entrega recepción y, apenas 11 están en funcionamiento.

Fracaso del Plan Educativo COVID-19

La emergencia sanitaria, presentó nuevos problemas en la educación. Se reveló lo atrasado que estaba el país en conectividad, quedó desenmascarada la demagogia correista y morenista. Cerca del 70% de los estudiantes no tienen acceso a internet, por lo que millones de niño y jóvenes quedan fuera de la teleducación. Además, ineficacia de medios otros medios como la televisión y la radio en el proceso educativo, falta de capacitación a docentes,  sobrecarga de actividades para docentes y estudiantes, entre otros.

No hay inversiones necesarias para mejorar la cobertura de acceso a internet. Han pasado de programas como  EducaTV a transmisiones que no están articuladas con la planificación curricular. Finalmente, tuvieron que reemplazar el Plan Educativo COVID-19 por el Plan Educativo “Edúcate desde tu casa” con el cual se culminó el ciclo Sierra-Oriente e inició el periodo Costa-Galápagos.

El inicio de clases en la Costa, con 1 millón de estudiantes sin internet

Las autoridades educativas pese a los problemas vividos en  la Sierra-Oriente, pretendió sin más inaugurar el periodo de clases en la Costa, que fue postergado por falta de planificación. Pese a todo, arrancó con los mismos problemas: De los 2,3 millones  de estudiantes 1 millón no acceden a internet y no se ha invertido un centavo en mejorar la conectividad,  se envían los materiales por Messenger o whatsapp; hay sobrecarga de tareas y se plantean actividades extracurriculares que no corresponden a educación a distancia o a la emergencia. Adicionalmente, se han realizado 75.240 matrículas extraordinarias  y 40.657 traslados en fase extraordinaria para el año lectivo 2020- 2021, régimen Costa – Galapos. Esta realidad demanda contar con más docentes, pero el Mineduc ha despedido a miles de docentes.

Se viola dictámenes constitucionales

La Corte Constitucional mediante Dictamen Nro. 220-EE-20, dispuso al Gobierno Nacional tomar medidas para que la población pueda acceder a la educación por todos los medios de comunicación disponibles durante el confinamiento, para fomentar en la mayor medida posible el acceso a la conectividad y disminuir la brecha digital, y para difundir información actual sobre la transmisión y la gravedad de la COVID-19, formas de prevención y prácticas de higiene en el sistema educativo. La misma entidad, al avocar conocimiento de la demanda de inconstitucionalidad frente al cierre del programa de Bachillerato Internacional, dispuso, el 29 de mayo del 2020, “aceptar la solicitud de suspensión temporal del acto impugnado y suspender los efectos del MEMORANDO Nro MINEDUC-MINEDUC-2020-00205-M”, hasta la fecha el Mineduc no ha reanudado el programa, conforme la disposición mencionada.

No hay reformas al bachillerato

De manera recurrente se ha planteado las observaciones frente al Bachillerato General Unificado que van desde la falta de articulación de contenidos, la calidad educativa, asignaturas mal impartidas, hasta el hecho de que, fruto de la improvisación, en los hechos se implementa una especie de “especialización” en tercero, de manera inadecuada. Sin embargo, desde el Mineduc no se han tomado en cuenta estas observaciones. Adicionalmente,  en el caso del bachillerato técnico, tampoco se ha recogido el planteamiento de recuperar las 10 horas semanales de pasantías ni el estipendio, en el marco del proyecto de “mi primer empleo”. Existen aproximadamente 64 500 bachilleres técnicos en el Ecuador, la cobertura de seguros contra accidentes para los bachilleres que realicen prácticas, según el Mineduc es de  30 600.

 No hay cambios en el Examen Ser Bachiller

Fruto de la movilización y la lucha del movimiento estudiantil, en febrero de este año, el gobierno anunció la eliminación del examen “Ser Bachiller” como mecanismo para el acceso a la universidad, sin embargo, el Mineduc se planteó sostener la misma estructura y contenidos del examen estandarizado, manteniendo el problema de la baja calidad educativa y la estandarización. Únicamente, por la emergencia, el examen será –temporalmente- reemplazado por un trabajo de investigación.

Invisibilización  de la violencia sexual  en las aulas

La Comisión AAMPETRA, creada por la Asamblea Nacional en julio del 2017, para investigar el abuso sexual en el sistema educativo, publicó en su informe final cifras muy alarmantes: más de 4.584 casos de abusos sexuales cometidos y detectados en el ámbito educativo entre 2015 y 2017. De esos, tan solo 734 habrían sido judicializados. Hasta abril del 2018 el Ministerio de Educación reportó que 2 678 casos de violencia sexual fueron cometidos en espacios educativos, En la mayoría, estos ofensores sexuales se han dado a la fuga. Desde esa fecha el Ministerio de Educación no ha actualizado sus cifras

Despido docentes

Finalmente, durante la emergencia sanitaria,  se cesaron a alrededor de 6 mil docentes, entre profesores a contrato y provenientes de programas cerrados. Se calcula que hay necesidad de 70 mil nuevos maestros  para evitar el hacinamiento en las aulas,  por lo cual, no tiene sentido despedir profesores en estas circunstancias. Sin embargo, esto es lo que ha hecho el Mineduc y el resultado son aulas saturadas, sobrecarga laboral y límites en la posibilidad de hacer un seguimiento efectivo del proceso educativo, dada la cantidad de estudiantes. Quienes pagan estas políticas son  las y los estudiantes.

Son las razones para la salida de la Ministra;  los puntos descritos muestran que  hay un proceso acelerado de deterioro del derecho a la educación.