Kinti Ñan Colectivo de Derechos Humanos

Pronunciamiento Público

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por invitación del mismo gobierno, realizó una visita al Ecuador “con el objeto de observar en el terreno la situación de los humanos en el país tras las protestas” en el contexto del Levantamiento Indígena-Popular de Octubre de 2019. Al respecto este organismo internacional, ha emitido una serie de observaciones que determinan las violaciones a los derechos humanos, de las que presentamos un resumen:

El derecho a la libertad de expresión y de asociación, afectaciones a la integridad personal producto del uso desproporcionado de la fuerza y actuación violenta por agentes estatales; se convirtieron a las armas no letales en letales, lo que causó la pérdida de sus ojos de 19 personas, por impactos de bombas y perdigones; la intensidad desproporcionada de la fuerza afectó a niños, niñas, adultos mayores, núcleos familiares indígenas. El derecho a la integridad personal es una obligación del Estado, afectaciones a la vida en el marco de las protestas sociales, al menos ocho personas habrían muerto de manera violenta y/o como uso desproporcionado de la fuerza por agentes estatales; las Detenciones, criminalización y estigmatización de manifestantes en el contexto de las protestas sociales sumaron la cifra de 1228 personas detenidas, varios de ellos fueron objeto de desapariciones temporales, torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes. También establece la utilización del sistema de justicia para criminalizar, mismas que van de la mano con campañas de estigmatización.

Además el Informe de la CIDH, llama al Estado ecuatoriano a respetar y garantizar el goce pleno de los derechos de protesta, libertad de expresión, participación política de la población, la implementación del diálogo para la toma de medidas económicas, investigar las muertes y establecer las medidas de reparación, integral individuales y colectivas.

Consideramos como un gran desacierto del Gobierno Nacional, que haya utilizado una cadena nacional de radio y televisión, con la finalidad de insistir en argumentos que pretenden justificar las graves vulneraciones a los derechos humanos cometidos por parte del Estado en el marco las movilizaciones de Octubre, lo que peligrosamente advierte la intencionalidad gubernamental de dejar en la impunidad las muertes , las mutilaciones de varios manifestantes, de las detenciones arbitrarias, desapariciones temporales y torturas, de varios manifestantes.

Es inconcebible que la respuesta gubernamental a las recomendaciones de la CIDH, constituya la estigmatización del movimiento social, de sus dirigentes y de cientos de miles de ecuatorianos que se manifestaron en todo el territorio nacional, que han sido catalogados de terroristas, de vándalos, entre otros calificativos, argumentos con los que se pretende victimizar al Estado y a la crudeza con la que actuaron sus agentes; con la finalidad de justificar el uso excesivo de la fuerza.

Demandamos que el gobierno del Ecuador como signatario del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, asuma las recomendaciones de la CIDH, inicie de inmediato los procesos de reparación a las víctimas del paro (muertos y heridos), tome las medidas necesarias para que cese la campaña mediática y de estigmatización del derecho a la protesta social y de los líderes sociales, y demandamos del sistema judicial ecuatoriano se abstenga de enjuiciar a líderes sociales que participaron legítimamente y se movilizaron en exigencia de la derogatoria del Decreto Ejecutivo 883.

Ing. Paúl Jácome

Director

Colectivo DDHH Kinti Ñan