Nelson Erazo / Frente Popular Ecuador

Desde hace mucho tiempo los trabajadores denunciamos la crisis del IESS como consecuencia de las medidas tomadas por los gobiernos del pasado, en particular por el gobierno de Correa, hoy prófugo de la justicia, quien acelero la crisis en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social IESS.

Denuncias que nunca tuvieron oídos receptores, y por el contrario Correa y Alianza País  avanzaron en su modelo con las consecuencias nefastas que hoy vive el seguro social.

Lamentablemente el tiempo ha dado la razón a las denuncias planteadas por el FUT, el Frente Popular, UGTE, FEUNASC, UNE y los jubilados. Obligó Paul Granda, Presidente del Consejo Directivo, quien recién el 11 de enero del 2019 señaló que la crisis se debe a que el gobierno anterior del cual fue  parte, había ocultado la crisis que existía.

¿Cuáles son las razones de esta crisis?  Primero la eliminación del 40% del pago por parte del Estado al IESS para las pensiones jubilares. Es decir, 5 mil millones de dólares de los años 2015 al 2018. Segundo, el gobierno desconoció la deuda por la atención médica a los jubilados y personas con enfermedades catastróficas, monto que estaría cerca de los 3 400 millones. Hechos liderados y aprobados por Richard Espinosa, anterior Presidente del Consejo Directivo del IESS, por lo que fue declarado persona no grata por los afiliados.

Otros hechos que afectaron al IESS y en particular al Fondo de Pensiones es la resolución 501, del 13 de noviembre del 2015. Para aprobar esta, Espinosa, de manera ilegal destituyó a la representante de los afiliados. La resolucion cambio los porcentajes de salud, jubilación y riesgos de trabajo, de la siguiente manera del 9.44% paso al 5.76  seguro de invalides, vejez y muerte, el de salud individual y familiar del 5.71% hoy está en 9.94 y riesgos del trabajo del 0.55% se encuentra en el 0.20%, lo que proyecta que en menos de tres años no habrá recursos para pensiones jubilares.

La corrupción, los sobreprecios en la construcción de  hospitales y la compra de otros le ha costado al IESS, cinco veces más del verdadero valor. Según señalan algunos expertos, un hospital de las mismas características del hospital Quito Sur cuesta USD $ 20 millones, mientras aquí supera los 120 millones. Esto se repite en los dispensarios médicos, además los medicamentos se compraban a pocos días de su caducidad, sin garantías para cambiar si esto ocurría, evidenciándose la mala fe con la que actuaron los representantes del gobierno.

Los famosos “diezmos” superan los 300 mil dólares que se cobraba a funcionarios y trabajadores y que fueron a parar en cuentas de gente cercana a Richard Espinosa, dinero que servían para realizar las contra marchas del correísmo.

Pero la cereza del pastel está en ese gran negocio que significa la transferencias de la atención medica del IESS a las clínicas privadas, que significa cerca  3 400 millones de dólares, es decir, 10 veces más de lo que cuesta la atencion medica a os hijos de los afiliados.

A esto se suma la política de flexibilización laboral, que provoco el despidos masivos de  trabajadores, disminuyendo  los ingresos por los aportantes. Las leyes anti obreras como: la Ley de «justicia laboral», Optimización de la Jornada de Trabajo, la ley para para el Seguro de Desempleo y Promoción del Trabajo Juvenil, jamás generaron plazas de trabajo; por el contrarior se suman por cientos de miles los despedidos del sector  público y privado.

Como podemos ver la crisis de la seguridad social no tiene otros responsables, que no sean los mismos gobiernos, en especial, el de Correa y Moreno ambos de Alianza País, defensores de los empresarios, pues a pesar de la crisis, en contra de los intereses de los afiliados, condonaron las deudas patronales, causando otra afectación al IESS.

Las alternativas de FMI y sus voceros criollos.

Según, Paúl Granda,- convertido en parlante de la señora Legarde, Presidenta del Fondo Monetario Internacional – dice que ha crecido la expectativa de vida de los ecuatorianos, que el de los hombre bordea los 80 años y de las mujeres de 83; por tanto, se debe incrementar los años de servicio y de edad para jubilarse, otra idea de es trasladar las unidades médicas a la administración privada; es decir afectar más a los afiliados, hacer un negocio rentable con la salud de los afiliados.

Para los afiliados y asegurados está claro que los responsables de la crisis son: Ramiro Gonzales, Fernando Cordero, Richard Espinosa, Rafael Correa, quienes administraron el IESS como si fuera su hacienda, sin importar el daño que le han causado a los afiliados, se suma Lenin Moreno y Paul Granda quienes comparten la responsabilidad en esta crisis.

Nuestras alternativas.

El FUT y el Frente Popular han plateado soluciones y  alternativas para proyectar una sostenibilidad a largo plazo del IESS, que difunden entre los afiliados.  A continuaciones algunas de estas alternativas:

Que el estado pague todos los valores adeudados al IESS, que asciende a cerca de 18 012 millones, de acuerdo con algunas cifras; Convenio MF-IESS del 29 de mayo del 2008, es de 2500 millones solo pago 888 millones, es decir, existe una deuda de 1 612 millones, Bonos plazo de vencimiento hasta el 2025, 8 000 millones, eliminación del 40%, 5 mil millones, por salud 3 400, sin tomar en cuenta otros rubros que pueden existir.

Invertir en el país,  generarnuevas fuentes de trabajo estables, para lo cual los empresarios en vez de sacar los recursos hacia los paraísos fiscales, deberían invertir en nuestro país de acuerdo con algunos datos, los empresarios alcanzaron en los 12 últimos años 114 mil millones de dólares de capital, esta. Nuevos empleos estables, son nuevos aportantes y ingresos al IESS.  Además se requiere el incremento de sueldos y salarios generales, para que los trabajadores aportemos más, pero sobre la base del aumento salarial y NO como pretende el gobierno, que este sea mediante el incremento al porcentaje del aporte del trabajador.

Un nuevo Consejo Directivo, es necesario una reforma a la ley para integrar la representación de trabajadores, de los jubilados, del seguro social campesino y los maestros, con sus propios representantes, parte del gobierno y os empleadores. Es necesario cumplir la ley de Seguridad Social, quien dice que ningún moroso podrá presidir el Consejo Directivo del IESS, por lo tanto ni el Estado, ni los empleadores pueden estar al frente de este organismo.

Un nuevo fondo de capitalización del IESS el FUT, el Frente Popular, la UNE, la FEUNASSC y la Coordinadora Nacional de Jubilados planteamos la necesidad de generar un nuevo fondo de capitalización del IESS, que sirva para darle una sostenibilidad al IESS en beneficio de los afiliados, así como para proyectar este beneficio a otros sectores que no acceden en la actualidad al mismo, los recursos deben provenir de un impuesto a las ganancias extraordinarias de las 1 000 empresas,; de la recuperación de los dineros robados al pueblo ecuatoriano en base a la corrupción, del aporte del Estado quien no deberá aportar solo el 40% que lo hacía para las pensiones jubilares, sino de un porcentaje adicional ya que el gobierno por decisión de su representante incorporó a los hijos de los trabajadores y a las amas de casa sin entregar ningún recurso adicional, este fondo de capitalización no deberá ser topado bajo ninguna circunstancia durante 15 años como mínimo; a la par de esto, el IESS debe hacer inversiones seguras como, para lo cual debe facultarse de manera inmediata la posibilidad de invertir en áreas rentables y seguras como la telefónica, petrolera y eléctrica, lo que evitaría que Moreno entregue nuestro patrimonio a las transnacionales.

Convertir al BIESS en banca de primer piso, al que tengan acceso todos los ecuatorianos y que entregue préstamos a bajo interés, pero con las garantías necesarias, capitalizaría recursos y establecería mecanismos para que la banca privada se vea obligada a bajar los intereses bancarios, sería un golpe para la banca privada, pero beneficiaria a los sectores sociales, habría mayores posibilidades para sectores de la construcción, el turismo y el agro.

Auditoría integral al IESS es necesario para identificar a los atracadores de los recursos del IESS, combata la corrupción administrativa y financiera, acabe con los mecanismos que se utilizaron para afectar el sistema de salud en el IESS mediante la compra de medicamentos caducados, los sobre precios en la construcción de los centros médicos y hospitales, así como en la atención medica de las clínicas privadas.

El Acuerdo Nacional para la Seguridad Social, con esta propuesta, Lenin Moreno,, busca ganar tiempo para consolidar su acuerdo con los organismos internacionales, BM, el FMI y el BID, pretende ganar razón con el llamado al dialogo, las medidas que está obligado a tomar para acceder a los préstamos internacionales, esto es, entregar las áreas de salud a las administradoras privadas, sostener el negocio de la transferencia de la atención médica a las clínicas privadas, incrementar los años de servicio y de edad para jubilarse, no dar paso a la constitución del BIESS como banca de primer piso, y terminar imponiendo las medidas neoliberales, bajo el justificativo de que se estableció un dialogo con los actores sociales.

Finalmente los trabajadores, campesinos, maestros, indígenas y todos quienes estamos comprometidos con la defensa del IESS,  los derechos sociales, humanos y la soberanía demos continuar organizando la huelga general, el paro del pueblo como el mecanismo valido para derrotar a los neoliberales, a la derecha y sus lacayos.