Por Prof. Stalin Vargas M.,

Antes y luego de la firma de la Carta de Intención con el FMI, el gobierno de Lenin Moreno, se ha mostrado sumiso y fiel al organismo que con sus recetas ha creado pánico, miseria y convulsión social, el ejemplo argentino muestra cómo la situación de ese país se ha complicado.

Los técnicos del FMI señalan que ¨El Ecuador está haciendo importantes esfuerzos para modernizar su economía y fortalecer las bases para un crecimiento dinámico, sostenible e integrador. Las acciones planificadas son para fortalecer la posición fiscal y aumentar la competitividad, esto ayudará a reducir las vulnerabilidades, poner la dolarización sobre una base más sólida y con el tiempo, apoyar el crecimiento y la creación de empleo. Esto ayudará a proteger al Ecuador de una variedad de riesgos, incluidos los asociados con un endurecimiento de las finanzas globales, las incertidumbres del comercio mundial, los precios internacionales más bajos del petróleo o la posibilidad de un fortalecimiento del dólar estadounidense¨.

En el monitoreo que hace el FMI a la política económica y social que implementa el régimen Moreno, sus técnicos al revisar las cuentas y los compromisos dicen que se va cumpliendo la Carta de Intención, en comunicados públicos dicen que el gobierno va bien, que ¨las  reformas anunciadas por el presidente Lenin Moreno van a mejorar la sostenibilidad de la economía ecuatoriana, fomentar un crecimiento sólido e inclusivo, proteger a los pobres y más vulnerables, generar empleo en una economía más competitiva¨[1].

En esto concuerdan los dirigentes de las Cámaras de la Producción, el Comité Empresarial Ecuatoriano, la línea editorial de los grandes medios de comunicación, los dirigentes del Partido Social Cristiano (PSC), del Movimiento CREO, los analistas económicos neoliberales.

En el IMF Country Report No. 19/79 ECUADOR, STAFF REPORT FOR THE 2019 ARTICLE IV CONSULTATION AND REQUEST FOR AN EXTENDED ARRANGEMENT UNDER THE EXTENDED FUND FACILITY—PRESS RELEASE; STAFF REPORT; AND STATEMENT BY THE EXECUTIVE DIRECTOR FOR ECUADOR, más conocido como INFORME DEL ARTÍCULO IV DE 2019 sobre la situación económica del Ecuador, se detallan las acciones que debe realizar el gobierno en el marco del cumplimiento del Acuerdo con el FMI.

Los compromisos de Moreno con el FMI y las sugerencias de ese organismo:

Realizar una reforma del mercado laboral para reducir la informalidad, eliminar las rigideces y facilitar el acceso al empleo, especialmente para las mujeres y los jóvenes, para lo cual se requiere reducir las rigideces del mercado laboral y mejorar la competitividad, señala que el gasto en sueldos y salarios es relativamente alto en comparación con los  pares regionales, que los salarios del sector público han aumentado un 78% desde 2007 y ahora son en promedio dos veces más altos que los salarios del sector privado. Por ello planteó el 1 de octubre que para renovar los contratos ocasionales de lo debía hacer con un 20% menos de remuneración, esto afecta a más de 75 000 servidores públicos, los sueldos en el sector público están congelados.

Aumentar el período de prueba antes de un contrato indefinido, después del período de prueba el empleado tiene derecho a protecciones significativas, incluidos los pagos de indemnización. De esta forma hacer que la contratación sea más atractiva y apoyar la creación de empleo.
 
Reducir los costos de contratación y despido al eliminar las indemnizaciones por despido para los trabajadores que voluntariamente renuncien.

Comenzar el proceso de reducción de los subsidios al combustible mediante la eliminación del subsidio de alto octanaje, gasolina súper, la gasolina extra y diésel. La gasolina súper cuesta $ 3,00, la extra $ 2,34 y el diésel $ 2,29 el galón. Aduce que los subsidios son un componente importante en el gasto gubernamental

Aumentar el saldo primario no petrolero (incluidos los subsidios a los combustibles) en un 5 por ciento del PIB de 2019-2021, se logrará mediante la reducción en el empleo público, que aumentó un 23% desde el 2005 al 2015. Con este fin, el gobierno anunció una reducción del 10% en el número de trabajadores de empresas estatales, renovará solo uno de cada dos contratos que vencen en los sectores del gobierno. Hasta ahora eliminaron 11 820 empleos en el sector público y se propone eliminar nuevos  10 000 empleos en el 2 020. El gobierno espera generar una reducción en la factura salarial pública del 1% del PIB para el 2 021.

El mismo FMI le dice al gobierno de Moreno, que la oposición política y social podría crear desafíos para la implementación de los planes de política del gobierno (particularmente cambios en los subsidios a los combustibles, la factura salarial del sector público, y el sistema tributario). Será importante que estos cambios de política se calibren cuidadosamente y bien comunicado para obtener consenso social.

Adoptar una reforma tributaria integral para simplificar el sistema tributario, mejorar el entorno empresarial y fomentar la inversión, ampliar la base impositiva y eliminar exenciones fiscales injustificadas, regímenes especiales y preferencias, reequilibrar el sistema de impuestos directos a indirectos y eliminar gradualmente los impuestos distorsivos sobre el volumen de negocios y los gravámenes al capital, la eliminación gradual del impuesto sobre transferencias al exterior. El 1 de octubre el gobierno anunció que se elimina el anticipo del impuesto a la renta y se reduce de 5% a 2,5% el impuesto a la salida de divisas, que en lo posterior se eliminará. En la Ley de Fomento Productivo aprobada por la Asamblea Nacional se perdonó a través de la remisión las deudas a las grandes empresas, no se cobrará el impuesto a la renta por 5 años a quienes inviertan en el país.

Incorporar un 0,4% adicional del PIB para amortiguar el impacto de la eliminación de los subsidios al combustible. Ampliar la cobertura y aumentar el nivel de beneficios, bajo el actual "Bono de Desarrollo Humano.
 
Asegurar que la eliminación de los subsidios no afecte negativamente a los pobres, el gobierno está trabajando con el Banco Mundial para mejorar la focalización y los recursos de la red de seguridad social antes de continuar con la reducción de subsidios para el consumo doméstico.
 
Habrá pequeños ahorros por la reducción de los gastos de viaje.
 
Reducir el gasto de capital, el Ecuador tiene niveles muy altos de gasto de capital público relativo a otros en la región. La reducción será de aproximadamente un 1% del PIB para 2021, en gran medida a través de una mejor priorización de proyectos y mejoras en las prácticas de adquisición.
 

Publicar los estados financieros del Banco Central del Ecuador, implementando las Normas Internacionales de Información Financiera.

Tomar medidas para mejorar la gobernanza y abordar la corrupción. Para lo cual se designó un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Transición para supervisar las operaciones del gobierno y se ha establecido un grupo de trabajo de corrupción presidencial.

Prohibir completamente todo financiamiento directo e indirecto del Banco Central al gobierno y al sector público no financiero. Esta prohibición abarcará todo tipo de productos directos y la financiación indirecta, incluida la compra de bonos emitidos por empresas públicas y anticipos temporales, préstamos, la provisión de garantías al gobierno, sus agencias y entidades de propiedad estatal. 
 
Introducir un nuevo marco legal que requerirá que el Banco Central, con el tiempo, pueda cubrir todas sus obligaciones frente a los bancos con reservas internacionales. La autonomía financiera del Banco Central y la autonomía del personal, es decir, los criterios y procedimientos para el nombramiento y el despido de la Junta de sus miembros. 

Para avanzar hacia un sistema financiero más competitivo, los límites a las tasas de interés deben ser eliminados

Mejorar la efectividad de la supervisión financiera mediante el monitoreo del endeudamiento de los hogares, recopilar información sobre los precios de la vivienda y posiblemente imponer límites prudenciales al valor del préstamo y la relación deuda / ingresos.
 

Construir un marco para la asociación público-privado, para atraer capital privado a una gama de inversiones en infraestructura.

Permitir que las empresas del sector privado se hagan cargo de las operaciones de ciertas funciones públicas como concesiones (que pueden incluir aerolíneas, servicios públicos y otras empresas públicas).

Continuar el proceso de liberalización comercial mediante la búsqueda de acuerdos comerciales con ambas regiones y socios internacionales. Por ejemplo, se compromete a unirse a la Alianza del Pacífico en el futuro cercano. Tal aumento en la integración económica internacional facilitará el sector privado liderar el crecimiento y finalmente elevar el nivel de vida.

No celebrar nuevos acuerdos soberanos de recompra o préstamos que graven internacionalmente reservas durante el período del acuerdo. Proporcionar información sobre préstamos pasados ​​y futuros con características colaterales.

Contratar los servicios de un asesor internacional para buscar, identificar, contactar y negociar con los tenedores de bonos internacionales, ya que el Ecuador mantiene un monto residual de atrasos a nivel internacional con titulares de bonos privados derivados de reclamaciones pendientes de esos bonos que las autoridades repudiaron en 2008/2009. Quedan 52 millones de dólares (incluidos los intereses devengados) pendientes en manos de acreedores individuales. 
 
De todo lo comprometido con el FMI, Moreno está cumpliendo fielmente el acuerdo, los resultados están a la vista, un levantamiento popular que exige derogar las medidas económicas, dejar de lado la Carta de Intención firmada con el FMI, adoptar políticas que no signifiquen que los trabajadores, la juventud y los pueblos del Ecuador paguen la factura de  la crisis. 
 

[1] https://www.imf.org/es/News/Articles/2019/10/02/pr19362-ecuador-imf-statement-on-ecuador