Por Dra. Daysi Nuñez

A propósito de lo que estamos viviendo en estos dos días en los centros de rehabilitación regionales de Ecuador,  en los cuales hubo un amotinamiento simultaneo,  se tiene que tener en cuenta que en el Ecuador no tenemos una política criminal, el manejo de las cárceles la rehabilitación social esta en manos del gobierno de turno lo cual hace que nada este planificado, no hay técnicos, no hay personal capacitado; el encargado de dicha cartera de estado tiene que tener una preparación técnica, y por su puesto todo el equipo de apoyo, lo cual en la actualidad no pasa eso.

En nuestra normativa esta estipulado que el derecho Penal será de mínima intervención, lo cual ya en la practica no sucede así en el código orgánico integral penal todo es cárcel todo es prisión preventiva, no hay proporcionalidad, mas de 13 mil privado a nivel nacional no tienen sentencia y esto hace que las cárceles estén sobrepobladas en el Ecuador, la capacidad carcelaria es para 26 mil privados de libertad y actualmente hay mas de 40 mil privados de libertad.

La cárcel regional del Guayas tiene capacidad para 6 mil privados de libertad y actualmente tiene 17 mil internos, eso hace inmanejable un proceso de rehabilitación, los privados de libertad desde que ponen un pie en un centro carcelario hacen lo posible para sobrevivir.

En nuestro país no hay procesos de rehabilitación social, lo técnico dejan a un lado y pasa  todo por el tema político, pero se debe de tomar medidas radicales para disminuir la sobre población carcelaria, se debe plantear un indulto, el cual se les podría dar a los privados de libertad que tengan penas de hasta 5 años y que ya hayan  cumplido la mitad de la condena con eso saldrían 10 mil privados de libertad, se debe dar la rebaja de pena de un año a los privados de libertad con eso saldrían 5 mil privados de libertad, se debe repatriar a los extranjeros sentenciados en el Ecuador que en su mayoría son venezolanos y  colombianos a fin de que cumplan la pena en su país de origen,  seria alrededor de 4 mil privados de libertad que regresarían a sus países, se debe de indultar o dar medidas alternativas a mas de 2500 privados de libertad que tiene enfermedades catastróficas que están en estado de gestación o son de la tercera edad.

Se necesita también que existan mas personal en el área administrativa si deseamos una verdadera rehabilitación, no se necesitan guías penitenciarios, se necesitan educadores psiquiatras, psicólogos trabajadores sociales, terapeutas, con este personal se podría iniciar procesos de reinserción actualmente solo hay 30 psicólogos para una población penitenciaria de más de 40 mil privados de libertad.

El covid desnudo la realidad, la cruel realidad del sistema penitenciario que tenemos, donde se ve la realidad de no tener médicos, no tener medicinas, no tener actividades para hacer en tiempos libres, por eso es que esto estalló y esta estallando tampoco hay beneficios penitenciarios para los privados de libertad , los últimos acontecimientos nos hacen ver que somos muy punitivos que no somos progresistas que no hemos evolucionado, hay una crisis carcelaria cuyas rehabilitación formar una cultura de paz, incluso se necesita asistencia profesional post penitenciaria para evitar tanta reincidencia, el estado ecuatoriano tiene la obligatoriedad de velar por el bienestar de las personas privadas de libertad, recordemos que las muertes dentro de la cárcel son crímenes de estado.