Por redacción OPCIÓN / RV

Expedir los lineamientos para la reducción de las actividades administrativas de los docentes en el Sistema Nacional de Educación, es el aspecto central del Acuerdo Ministerial, firmado y emitido ayer 20 de febrero, por el Ministro de Educación, Milton Luna.

El Acuerdo Nro. MINEDUC-MINEDUC-2019-00011-A, establece que las disposiciones del acuerdo son de obligatorio cumplimiento en todas las instituciones educativas, fiscales, municipales, fiscomisional y particular del Sistema Nacional Educativo. El acuerdo se propone, reducir la carga administrativa de los docentes y revalorizar su rol pedagógico y favorecer sus funciones de enseñanza en favor de los estudiantes.

El artículo 4 del Acuerdo señala que “para garantizar la función pedagógica en el aula y reducir la carga administrativa, dispone que los docentes no están obligados a cumplir la siguientes actividades”:

  1. Planificación curricular anual (PCA) al inicio del año lectivo;
  2. Planificaciones microcurriculares de menor temporalidad a la de unidad curricular;
  3. Informe individuales de su participación en comisiones; informes de cumplimiento de actividades del cronograma escolar; informes individuales de comportamiento de los estudiantes por asignatura; informes y evidencias de planes y programas cuyas actividades se incorporan a la unidad microcurricular o son parte de la planificación curricular institucional; solicitudes escritas de autorización para realizar el refuerzo académico; actas de promedio de calificaciones por destreza o competencia según el caso; informes técnicos de atención a estudiantes con necesidades educativas especiales asociadas y no asociadas a la discapacidad: informes de avance de aprendizaje del estudiante dirigido a directivos, tutores o personal del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE).
  4. Ingresar en la plataforma de las calificaciones de los insumos para el cálculo de la nota parcial;
  5. Cumplir con un número predeterminado de insumos para el cálculo de la nota parcial; a excepción de los que se encuentren reportados en la planificación de la unidad microcurricular;
  6. Elaborar el portafolio solicitado por las máximas autoridades de los establecimientos educativos;
  7. Desarrollar programas y proyectos desvinculados a su planificación de unidad microcurricular;
  8. Los docentes no cumplirán delegaciones, nombramientos, comisiones, u otras designaciones por periodos consecutivos;
  9. Los docentes tutores no deben generar reportes de la evaluación del comportamiento de todos los estudiantes de su paralelo por asignatura; y,
  10. Realizar planificaciones adicionales destinadas al refuerzo académico en el nivel de educación inicial y subnivel de preparatoria por cuanto el proceso pedagógico de os mencionados niveles garantiza el desarrollo planificado.

 

Finalmente se establece que, en el plazo de 30 días contados a partir de la expedición del Acuerdo, las áreas de Nivel Central realicen todos ajustes a los instrumentos técnicos para su implementación. Asimismo queda prohibido que los diferentes niveles del Sistema generen requerimientos de carácter administrativo o de otra índole que incremente o afecte la dedicación docente en el aula.

El Acuerdo fue entregado por el ministro Milton Luna, a la presidente de la UNE, Isabel Vargas, quien junto a los miembros del Consejo Nacional de esa organización acudieron al ministerio de educación. “Vamos por buen camino», dijo la dirigente magisterial. Esta es una demanda justa que los maestros y la UNE planteamos al anterior régimen pero que nunca fuimos escuchados, durante años estuvimos sometidos al papeleo y a tareas que distraían nuestra atención a los estudiantes, añadió.

Los dirigentes de la UNE, llevaron ante el Ministro de Educación varias de sus propuestas para los cambios del Sistema Educativo, para mejoramiento de la educación. Se presentó la propuesta por una «Nueva Escuela» para que ésta sea debatida en el Dialogo Nacional por la Educación, se habló de los derechos de los maestros a la equiparación salarial, la adopción de medidas para enfrentar el acoso laboral, se reiteró  la necesidad de que se cumpla con los pronunciamientos de la OIT, de la Internacional de Servidores Públicos, y con el exhorto realizado por la Defensoría del Pueblo, para que  se devuelva la personaría de la UNE, arrebatada ilegalmente por el régimen correista.