Por Jaime Chuchuca Serrano

Tres policías «con sueldos al día» pateando a un ciudadano en el piso y otro disparando a una persona por grabar con su celular. ¿A eso le llaman procedimiento?

Las agresiones, torturas y disparos de la policía en Guayaquil contra ciudadanos es injustificable.  Las estrategias del terror, torturas y asesinatos por las fuerzas del orden atraviesan América; el nivel en Colombia es desolador, algunos lo comparan con Siria (en Bogotá José Ordoñez murió por una brutal golpiza y descargas eléctricas propinadas por la policía). La agresión militar y policial es similar en los territorios latinoamericanos, como una estrategia de miedo planificada. Hace poco a Ecuador llegaron soldados de EEUU, israelíes, chilenos para dar cursos antimotines y «enseñar nuevos procedimientos».

Los mismos comportamientos de violencia: rodillas en gargantas, ahorcamientos, mutilaciones oculares, patazos a personas que están en el piso, agresiones y disparos a quienes graban… El Estado se actualiza para impedir los levantamientos que se vienen. La gente no aguanta más violencia, pobreza provocada, crisis inducida, robos descarados.

La fuerza y el control que se instauró a nivel global pasó a la violencia sistemática. Confiamos en que la fuerza del pueblo sea más grande y juzgue a los corruptos, asesinos y sicarios de turno