Prof. Stalin Vargas M.*

Esta consigna se escucha en nuestro país, luego de 12 años del gobierno de Alianza País. Correa y Moreno a su turno con sus políticas benefició y beneficia a los banqueros, empresarios y los 150 grupos económicos que ganaron y siguen ganando privilegios y recursos económicos.

Lenin Moreno cumpliendo la receta del FMI y recogiendo los análisis del Banco Interamericano de Desarrollo impuso un paquetazo de medidas económicas que tiene como elemento principal, el incremento del precio de la gasolina y el diésel, con lo cual se eleva el consto de vida y se reduce la capacidad de compra de los ecuatorianos.

El FUT, la Conaie, el Frente Popular y otras organizaciones sociales llamaron a la Huelga General en contra del paquetazo neoliberal, poco a poco la lucha se va convirtiendo en un levantamiento popular contra las recetas del FMI y la brutal represión que ejerce el gobierno de Moreno en contra de los pueblos del Ecuador.

Los dirigentes de los empresarios, los periodistas de los grandes medios de comunicación y  analistas neoliberales en una intensa campaña dicen que luchar contra el gobierno de Moreno es hacerle el juego al correísmo. Es bueno recordarles que lo mismo decía Correa en su gobierno, ¨enfrentarle a él era hacerle el juego a la derecha¨.

Los pueblos del Ecuador, las organizaciones sociales y populares, los partidos y movimientos de izquierda tienen claro que su lucha es independiente de los gobiernos de turno. Por ello, la lucha contra el gobierno de Moreno no es hacerle el juego a Correa y su banda. Lo que quieren el gobierno y los analistas burgueses es que la población acepte el paquetazo y pague la crisis, mientras los sectores dominantes se favorecen de las medidas económicas.

Si sube el precio de la gasolina, el precio del pasaje, el precio de los artículos de primera necesidad, la población reclama y esto no es hacerle el juego a Correa. Es reclamar el derecho a tener una vida digna.

Si 75 000 servidores públicos tienen contrato ocasional y para que les renueven tienen que aceptar les rebajen el 20% de su sueldo, es lógico que reclamen, eso no es hacerle el juego al correísmo, es luchar por sus derechos, la Constitución prohíbe disminuir derechos.

Si el gobierno perdona las deudas a las grandes empresas a través de la remisión tributaria, el pueblo reclama, no es hacerle el juego a Correa, es decirle al país que Correa y Moreno perdonaron a su tiempo las deudas de los grandes empresarios, es decir trabajan para ellos y no para los más pobres.

Si el gobierno de Moreno elimina el anticipo del impuesto a la renta y disminuye al 50% el impuesto a la salida de divisas, beneficia a los empresarios, denunciar esto, no es hacerle el juego al correísmo. Es decirle al país que Moreno benéficia con sus medidas al gran capital.

Si Moreno dice que van a privatizar las empresas del Estado (CNT, hidroeléctricas) y el movimiento social se opone a las privatizaciones, no es hacerle el juego a Correa. Es decirle al país que Correa y Moreno siempre tuvieron en su agenda la propuesta privatizadora.

Si el gobierno de Moreno reprime brutalmente las movilizaciones y se denuncia lo que hace el régimen aprovechando el estado de excepción, no es hacerle el juego al correísmo, es denunciar que Correa y Moreno entrenaron y utilizan a la fuerza pública para reprimir al pueblo.

Si Moreno acude al FMI para aplicar las recetas neoliberales que someten a los pueblos a pagar la crisis y el movimiento social y la izquierda denuncian esto, no es hacerle el juego al correísmo, es denunciar al país que Correa y Moreno a su turno hacen que la crisis la paguen los más pobres, mientras que los ricos se benefician de ella.

La lucha popular no le hace el juego a Correa, ni a la derecha. La lucha popular en estos momentos busca la derogatoria del paquetazo neoliberal, el mejoramiento de las condiciones de vida de la población, por ello, en calles y plazas del país se escucha con mucha fuerza ¡NI MORENO, NI CORREA, SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO! 

*Ex Presidente de la UNE Nacional