El 47 Congreso de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) se realizará del 17 al 18 de mayo en la ciudad de Quito, donde se abordarán temas de interés para los universitarios, como la reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) y las denuncias de corrupción en el período del correísmo.

Andrés Quishpe, presidente actual de la FEUE nacional, se refirió a los preparativos que se están desarrollando para el 47 Congreso en todo el país: “Nos estamos concentrando en la difusión del Congreso, para que la sociedad conozca sobre este evento, en el cual se busca aprobar los nuevos lineamientos, las nuevas propuestas que la FEUE va a llevar adelante, además de elegir a su nueva directiva nacional”. La FEUE busca implementar cambios a la reforma de la LOES, que beneficien a los estudiantes, “que se fomente la democratización, que exista respeto a los derechos de estudiantes, trabajadores, docentes y servidores, eso es lo que demandamos”.

El ingreso a la universidad es un privilegio que todo estudiante debe tener, mencionó, además, ya no deberían existir filtros para el proceso de ingreso a la universidad, “todo estudiante que sale del bachillerato debe ingresar al curso de nivelación, y este curso debe ser parte de la nivelación de la carrera universitaria, lo que demandamos en la reforma a la LOES es un ingreso a la educación superior como derecho y no como privilegio”, dijo.

El período de gestión del actual presidente de la FEUE es calificado como positivo, ya que a pesar de los límites de carácter económico que ha enfrentado la organización, ello no ha frenado su trabajo a favor de los estudiantes a nivel nacional. Fue un período donde los dirigentes estudiantiles fueron perseguidos, satanizados, criminalizados; aunque esa parte violenta del correísmo tampoco logró detenerlos.

La FEUE contribuyó con varias toneladas de alimentos y vituallas para las provincias de Manabí y Esmeraldas luego del pasado terremoto del 16 de abril del 2016, campaña que fue denominada “La U por Ecuador”. Durante ese lapso existió persecución política a dirigentes de la FEUE, y Andrés Quishpe asegura que a pesar de haber sido víctima de criminalización por parte del gobierno, no detuvo su estudio y su unidad con el movimiento estudiantil, pues lo ha hecho más fuerte para enfrentar las injusticias del gobierno pasado.

Miembros de la FEUE y otras organizaciones han demostrado interés en participar en el próximo congreso, ya que comparten intereses en común, como reformar la Ley Orgánica de Educación Superior; así lo aseguró Luis Aguirre, secretario de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), organismo que conjuntamente con la FEUE propone “La implementación de un sistema donde el estudiante recién graduado acceda al curso de nivelación de carrera, donde no exista un examen que mide si entras o no, sino más bien una capacitación que oriente al estudiante a elegir si esa es la carrera que desea estudiar. Exigimos también que el gobierno actual cumpla con sus propuestas de campaña, entre ellas crear más Universidades”. Lo que se busca es eliminar el modelo educativo europeizante, manejado bajo la imposición de entes burocráticos, como el Consejo de Educación Superior (CES), el Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) y la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), un modelo educativo que elimina o reduce los derechos estudiantiles. Pero también se habla de cuestionar a una universidad elitista, retardataria y antidemocrática.

Este evento ha trascendido fronteras, pues además de las 19 delegaciones a nivel nacional, existe la confirmación de cuatro delegaciones internacionales, como son: Federación Universitaria Argentina (FUA), Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU), Asociación de Estudiantes Universitarios de Guatemala (AEU), Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH). Con la asistencia de estas delegaciones se desarrollará un foro en el segundo día, sobre el centenario del Manifiesto de Córdoba, que es una bandera de carácter continental para los estudiantes universitarios.

Por: Amanda Tapia y Rafael Oñate